Una misión de delegados del Parlamento Europeo comenzó hoy su visita a Colombia para conocer de primera mano la llegada de inmigrantes venezolanos que huyen de la crisis de su país y analizar la situación con las autoridades de la nación cafetera.

La delegación, conformada por cinco eurodiputados de distintos partidos, se reunió hoy con el Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, y la Embajadora de la Unión Europea (UE) en Colombia, Patricia Llombart.

Esta tarde la misión viajará a la ciudad de Cúcuta, donde se encuentra el principal paso fronterizo con Venezuela, para entrevistarse mañana con varias organizaciones de ayuda humanitaria como la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Acnur y Ocha, respectivamente, por sus siglas en inglés).

También evaluarán la situación representantes de Migración Colombia.

El próximo jueves regresarán a Bogotá y concluirán su visita con una reunión con la canciller de Colombia, Maria Ángela Holguín.

A principios de mes, la UE anunció 35 millones de euros (casi 41 millones de dólares) para ayudas relacionadas con la atención de los ciudadanos venezolanos que abandonan su país.

Cerca de 35.000 venezolanos cruzan cada día la frontera con Colombia, algunos en busca de medicinas y alimentos y otros para abandonar definitivamente su país.

En una reciente entrevista con Efe, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que más de un millón de venezolanos se ha instalado de forma definitiva en el país.