Experto brasileño expone ventajas de mecanización de recolección de café

231
Café

Las terrazas escalonadas para cafetales en ladera facilitan la mecanización de la producción de café, expuso hoy el experto brasileño Fabio Moreira, de la Universidad Federal de Lavras, en el segundo día de la agenda académica de Cafés de Colombia Expo 2017.

El planteamiento llega en momentos en que la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) explora formas de volver más eficiente la recolección selectiva de café en Colombia.

Moreira expuso que la invención hace 125 años del motor a diesel, con el cual se mueve la mayoría de maquinaria agrícola, marcó un hito para elevar la productividad en las labores del campo, pero que debido al aumento de la población mundial y al crecimiento de la demanda de alimentos, los agricultores se ven sometidos a cada vez más presión para elevar la producción.

El investigador explicó que entre menos pronunciada sea una pendiente es más susceptible de ser mecanizada, y en ese sentido las terrazas escalonadas han resultado muy prácticas en Brasil para emplear maquinaria pequeña (tractores o motocicletas modificadas como triciclos) tanto para el manejo agronómico y sanitario del cultivo (fumigar, aplicar herbicidas, etc.) como para la cosecha misma.

Moreira se mostró consciente de que los suelos volcánicos en Colombia pueden complicar este escalonamiento en terrazas para los cafetales, por temas de erosión, pero invitó a explorar esa posibilidad.

También explicó a detalle que las derribadoras mecánicas pueden ser calibradas en sus parámetros de vibración, velocidad, distribución de varillas e impacto para obtener muchos más frutos maduros que verdes.

Cómo la fermentación impacta la calidad del grano

En la presentación “Fermentación y calidad del café”, la investigadora Gloria Puerta, del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé), expuso cómo las múltiples variables que entran en juego en la etapa de fermentación impactan la calidad del grano.

Variables como sistema de fermentación (abierto, cerrado, sumergido o seco), mezcla de granos recogidos en distintos momentos, temperatura ambiente, calidad del agua, higiene, desmucilaginado incompleto y tiempo de fermentación influyen de manera irreversible en los atributos finales de calidad del grano, tales como sabor, acidez y notas.

Con buenas prácticas, el cafeto se defiende mejor

Donizeti Alves, académico brasileño de la Universidad Federal de Lavras, hizo una completa exposición sobre cómo la fisiología de la planta de café reacciona a distintos cambios ambientales e incide directamente en su productividad, para lo cual resultan de gran ayuda buenas prácticas agronómicas.

Buena nutrición; control de plagas, enfermedades y malezas; poda; densidades y variedades sembradas son prácticas agronómicas que ayudan a la fisiología de la planta a defenderse mejor de cambios ambientales adversos, como las sequías.

Alves explicó que el cafeto, como en una carrera de obstáculos, tiene una productividad técnica o teórica (prácticamente inalcanzable), una potencial, una alcanzable y por último la real, y que la arquitectura de sombra de la planta (de hojas grandes, muy pegadas entre sí y ramas muy verticales) dificultan la penetración de la luz.

También analizó las producciones potenciales de un cafetal en función de la concentración máxima de cerezas en cada infrutescencia o racimo, y explicó qué sustancias químicas entran en juego en las reacciones de la planta, como la defoliación, ante estímulos ambientales como el estrés hídrico.

FNC apuesta por resistencia durable

En la presentación “Variedades de café mejoradas para Colombia”, la investigadora Claudia Flórez, de Cenicafé, explicó que la estrategia de mejoramiento genético de la FNC ha apostado por la diversidad de mecanismos de resistencia a la roya de las variedades de café, de modo que esa resistencia sea durable.

“Esta estrategia genética de la FNC se ha comprobado que funciona, y nos ha diferenciado de las variedades desarrolladas en otros países”, anotó.

Flórez expuso que variedades como la recientemente liberada Cenicafé 1 son el resultado de un esfuerzo a lo largo de 25 años para entregar a los caficultores variedades que posean cuatro aspectos fundamentales: alta productividad, excelente calidad en taza, buen tamaño de grano y resistencia durable a enfermedades como la roya.

Panel explica cómo exportar café

De forma didáctica, en el panel “Comercialización y exportaciones de café” expertos de la FNC aterrizaron a los asistentes el paso a paso para exportar café en pequeñas cantidades, esquema que funciona desde abril de 2016.

Henry Martínez, director de comercialización de cafés especiales de la FNC, explicó a grandes rasgos cuáles son las principales ventajas competitivas de Colombia en la comercialización del grano y cuáles son los principales mercados y tipos de clientes, así como algunos conceptos básicos de exportación y tipos de cafés que se exportan.

Yolanda Buitrago expuso las dos grandes modalidades de exportación (tradicionales y en pequeñas cantidades, en la que luego profundizó a detalle), y precisó que 90% del café se exporta vía marítima, mientras que Fernando Osorio, director de la Oficina de Calidades de Almacafé, explicó la evolución de las normas en materia de exportación y la debida marcación de café verde entre Excelso y Producto de Colombia.

Esteban Rubio, del área jurídica, explicó la correcta marcación de café tostado y los diferentes logos que forman parte del patrimonio marcario de los caficultores colombianos.

El panel se abocó a responder inquietudes y preguntas de los asistentes, centradas en cómo contactar clientes en el exterior y en los pasos a seguir para exportar pequeñas cantidades de café, y al final se entregó un boletín a los asistentes con este paso a paso.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente