Extraño objeto flotante desconcierta a pescadores

514

Un orbe gigante flotante – que parece más un objeto de otro planeta que algo que encontrarías en el océano – dejó perplejos a un grupo de pescadores cuando lo encontraron en mar abierto cerca de las costas australianas.

Pero a pesar de su extraña apariencia, la supuesta monstruosidad tiene una explicación terrestre: investigadores aseguran se trata de un cadáver de ballena inflado.

El pescador Mark Watkins avistó el cadáver inflado a unos 50 km al sur de Bunbury, Australia. Watkins afirma que pensó que se trataba de otro barco o un globo, pero al acercarse al orbe, un olor pungente reveló la verdadera identidad del objeto: ballena.

Aun no se ha identificado la especie de la ballena, pero la textura de su panza sugiere que probablemente se trata de una ballena jorobada o una franca austral.

Y aunque los restos de ballena podrían parecer una vista inusual, son un verdadero reto. El biólogo marino Andrew David Thaler, dijo a National Geographic en 2014 que el inflado de una ballena varada sucede por el gas reprimido liberado conforme los órganos internos del animal y el contenido de su estomago se descomponen. Al ser movidos o manipulados, los restos de la ballena podrían explotar, arrojando intestinos de ballena y emitiendo un terrible aroma.

Las ballenas varadas representan un riesgo para las comunidades costeras. En 2014, un numero inusualmente alto de ballenas azules murieron y fueron arrastradas por el mas hasta las costas, incluyendo un espécimen monitoreado por Thaler, tras haber sido atrapadas por parches de hielo en movimiento.

Si el hielo se mueve de tal forma que la ballena no puede salir a la superficie, entonces ésta no puede respirar y termina por morir ahogada. Usualmente eso sucede a una o dos ballenas, pero hace dos años llegaron 9 cadáveres de ballenas a las costas de Terranova, en Canadá.

Thaler dice que la mejor opción en caso de varamiento es enterrar el cadáver en el sitio y dejar que se descomponga.

Pero la muerte de una ballena en el océano, como la observada en la foto, es un proceso mucho más natural. Thaler asegura que los animales carroñeros no suelen ser capaces de perforar la gruesa piel y la grasa de la ballena cuando la carcasa está flotando en el mar y, finalmente, el cuerpo, naturalmente, se desinfla y hunde, bajando intacta al fondo del mar.

El evento, conocido como ‘caída de ballenas’, brinda una impresionante cantidad de recursos a las criaturas que habitan las profundidades del mar y comunidades acuáticas enteras pueden prosperar en la comida que el cadáver proporciona. La descomposición de una ballena bajo el mar puede tardar hasta 30 años.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente