La contaminación se ha convertido en uno de los riesgos más importantes para la salud. La piel es uno de los órganos que se ve más afectados por la emisión de sustancias nocivas.

Siempre está expuesta a estos factores ambientales que afectan la barrera cutánea, provocando inflamación, deshidratación y aceleración del proceso de envejecimiento, entre otros.

Con la crisis medioambiental que ciudades como Bogotá y Medellín están atravesando, vale la pena repasar algunas medidas que ayuden a prevenir los efectos de la polución. Adriana Sarmiento, directora de Neora para Colombia y México, compañía líder en el desarrollo de productos para el cuidado de la piel y antienvejecimiento, explica cuáles son las reglas de oro para obtener una rutina fácil, segura y con resultados reales en corto plazo.

Por la mañana.

  • Limpiar muy bien la piel: Enjuagar con agua no es suficiente para limpiar el rostro. Durante la noche, la piel entra en un proceso de regeneración celular, la piel produce grasa que debe ser eliminada en la mañana para que los poros estén libres y se oxigenen. “Existen diferentes tipos de limpiadores como leches desmaquilladoras, aceites o jabones. Es importante tener en cuenta que después de que se realice la limpieza, la piel no debería quedar seca o áspera, por eso es mejor elegir una combinación de ingredientes en el limpiador que sea delicados con el PH natural de la piel”, explica Sarmiento.
  • Buscar cremas que hidraten la capa más profunda de la piel: Para el día se necesita una crema que brinde protección de los factores ambientales, al tiempo que cuente con una textura ligera y que hidrate. Las cremas de día ayudan a humectar las fibras de colágeno para que la piel no se quiebre, no salgan arrugas ni que se pierda el volumen. También existen tratamientos localizados que potencian el efecto de protección e iluminación de la piel, ayudando a mejorar la textura y el tono, como sueros o algunos iluminadores que son desarrollados para este fin.

Consejo adicional.

Ejercitarse todos los días: “Es cierto que las personas que realizan ejercicios regularmente -más de 3 veces por semana-, tienen una piel más luminosa. La actividad física acelera el flujo sanguíneo, oxigena y nutre la piel. Además, la sangre saca las toxinas del cuerpo y desintoxica el hígado”, dice la experta.

En la noche.

  • Eliminar las impurezas: El daño ambiental hace que la superficie de la piel se vuelva de un aspecto cansado, toma una textura áspera y un tono desigual. Productos que limpien la piel, eliminen el maquillaje y la nutran al mismo tiempo ayudan a eliminar esta acumulación, que de otro modo podría causar poros obstruidos, tono de piel desigual, así como empeorar la aparición de líneas finas y arrugas más profundas. Por eso, es muy importante retirar el maquillaje y la polución acumulada durante el día antes de dormir, aquí nuevamente un limpiador multifuncional es el compañero perfecto.
  • Tratamiento para una piel con apariencia más sana: Mientras dormimos, las células de la piel se regeneran y renuevan. “Para potencializar este efecto, existen cremas de noche que contienen ingredientes como aloe vera, raíz de regaliz y aceite de semilla de ricino, que tratan los signos de la edad y la falta de elasticidad, también se han investigado las bondades de los extractos de la semilla de chía, la raíz de Peonia Abiflora, Bidens pilosa y el aceite del fruto de Mauritia flexuosa que contienen propiedades que ayudan a disminuir los signos de la edad en la piel”, afirma Sarmiento.

Consejos adicionales.

  • Tomar 8 vasos de agua al día: Suena a cliché, pero es totalmente cierto. La piel está compuesta por agua, cuando las células están deshidratadas, sus funciones básicas comienzan a disminuir. Por lo cual el aspecto de la piel puede verse rugosa, sin elasticidad y puede ser más propensa a tener arrugas.
  • Reducir el estrés: Investigaciones demuestran que las personas que sufren de estrés crónico pueden parecer 5 años mayores. Esto se debe a que la sensación de ansiedad eleva el cortisol en el cuerpo causando inflamación y descomposición del colágeno, lo que causa una piel sin elasticidad y brillo. Por eso, es importante practicar actividades que te ayuden a sentir felicidad y relajación para liberar endorfinas.

Es necesario recordar que la piel tiene ciclos y utilizar los productos en el momento adecuado hace que se vea natural y renovada. “Si todavía no sigues estos pasos, recuerda que es fácil hacerlos parte de la rutina, solo hazlos de modo consecutivo por más de 21 días”, concluye Sarmiento.