El regreso de Falcao García a la Selección Colombia es algo que motiva a los colombianos, pero que preocupa a los chilenos.

El buen momento por el que pasa el delantero de Mónaco y el envión anímico que representa su presencia dentro del equipo de Pekerman, es algo que Chile no esperaba, antes de que se conociera la convocatoria, y sobretodo, de las muestras de buen fútbol que dio el Tigre durante la semana pasada.

Y es que Falcao siempre fue un hueso duro de roer para los de La Roja. En el último partido que se jugó en Barranquilla, fue el samario quien comandó al equipo para lograr un empate, en un juego que estaba perdido, y que de aposta, selló la clasificación a Brasil 2014.

El regreso del goleador a Colombia, no sólo representa una nueva oportunidad para él en la Selección, sino que es la esperanza de gol del equipo, ya que ni Carlos Bacca, ni los otros delanteros, tuvieron buen desempeño en lo que va de la Eliminatoria.

Además, la figura de Falcao, en un equipo con muchas caras nuevas, es una motivación más, para que los jugadores cafeteros hagan un buen trabajo ante Chile.

Será una buena oportunidad para ampliar la ventaja en la tabla de posiciones para Colombia y de recuperar a uno de los artífices de la clasificación al pasado Mundial de Brasil.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente