niña

June Love Agosto, una niña de dos años, murió en California después de que su madre la dejara sola en su coche con la calefacción encendida y cubierta con una manta por varias horas.

La mujer habría estacionado el coche a las 23:00 el 21 de septiembre en un aparcamiento antes de subirse a otro vehículo para tomar con un amigo. Luego se quedó dormida, habría reconocido la madre a la Policía, según la información obtenida por FOX11.

La niña permaneció durante horas con la calefacción encendida y una manta cubriéndola, señalan las autoridades que están investigando su muerte.

Al despertarse unas cinco horas más tarde, la progenitora abrió la puerta de su coche para encontrar a su hija con quemaduras en la cara, el pecho y los brazos. La madre trató de reanimar a la niña rociándola con una manguera para refrescarla. La pequeña fue trasladada a un hospital en el que solo se pudo certificar su muerte.

«Nuestra familia está rota, solo necesitamos oraciones y simplemente estamos rotos», dijo la madrina Jessica Peterson-Burns a FOX11.

«Se desconoce si las drogas y/o el alcohol estaban involucrados», señala la Policía, quien afirma que habrá que esperar a los resultados de la autopsia para conocer con exactitud la causa de la muerte.