Falleció el salvador de los corazones de los niños de Colombia

Fabio Hencker, compañero de aventura de los hermanos Cabrera, fundadores de la Fundación Cardioinfantil, fue un voluntario ejemplar de la Institución, quien con su don de servir ayudó a construir el sueño de llevarla a buen puerto y ser el artífice del Programa Social que busca salvar los corazones de los niños de Colombia.

282

La Fundación Cardioinfantil está de luto por la partida de una de las personas más representativas para la Institución. En horas de la tarde del sábado 21 de enero falleció el Doctor Fabio Hencker Villegas, coequipero de los fundadores de la Institución del corazón rojo, los doctores Reinaldo y Camilo Cabrera, quien por más de 30 años trabajó al servicio de la Institución y de los niños como voluntario y director del programa social “Regale una Vida”.

El viajo Caldas (Manizales) lo vio nacer y crecer entre las montañas y plantaciones de café en sus fincas familiares. Sus ancestros alemanes unidos al caldense hicieron de él un ser muy especial. Sus estudios y vocación lo llevaron por el camino de las relaciones internacionales, la publicidad y la comunicación, en compañías como Seguros Panamerican Life, Esso Colombiana, Intercol, Exxo Móvil, Cerrejón y en la Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología.

Durante su paso por la petrolera Exxon Móvil conoció al doctor Reinaldo Cabrera, quien le propuso ayudarle a conformar e impulsar el sueño de crear un instituto cardiológico que beneficiara a todos los niños desprotegidos del país. Fue así como en 1985 Fabio decidió acompañar a los Cabrera y asumir la tarea más importante: ser voluntario de la Fundación Cardioinfantil y consolidar el programa social “Regale una Vida” de esta Institución, con la promesa de devolver esperanza en los rincones más apartados del país y regalarle una segunda oportunidad de vida a los niños enfermos del corazón, que por su condición económica no pudieran tener acceso a servicios médicos.

No se equivocó Reinaldo cuando se fijó en Fabio Hencker para que entrara a formar parte del equipo de la Fundación Cardioinfantil, pues sin duda eligió a un gran ser humano, que con el paso del tiempo se dio a conocer como el salvador de los corazones de los niños. Realizó su tarea exitosamente y logró convencer a muchos colombianos de ayudar financieramente al Centro Hospitalario para sostener esa causa quijotesca y buscar en todo el territorio colombiano a los niños cardiópatas, para traerlos a Bogotá junto a un acompañante y brindarles tratamiento gratuito de calidad y alta tecnología en la Institución.

Gracias a la promoción y apoyo de esta causa, a la fecha se han salvado más de 16.000 mil corazones en la Cardioinfantil. El doctor Hencker fue un voluntario de todo corazón que siempre dio a los demás sin esperar nada a cambio, excepto la íntima satisfacción de imprimirle sentido a la propia vida sirviendo a los demás, por eso el programa social, la FCI y todos aquellos que lo conocieron llevarán grabado por siempre su sello personal.

La Fundación Cardioinfantil agradece su servicio, entrega y compromiso durante estos años; siente su partida y envía las más sinceras condolencias a sus familiares y amigos, con el compromiso firme de seguir trabajando de la mano de sus aliados para mantener vivo el legado de este hombre ecuánime, sencillo y humano que nos enseñó a construir país, trabajando por la imparable labor de devolver esperanza de vida a todas aquellas familias cuyos niños padecen de alguna enfermedad congénita del corazón.

Acerca del programa Regale una Vida

El programa social “Regale una Vida” lleva 15 años trabajando para regalarle una segunda oportunidad de vida a miles de niños colombianos, de escasos recursos, con cardiopatías congénitas. Gracias a las donaciones que anualmente recibe y al apoyo que ofrecen los aliados, por medio de este Programa Social se ha logrado ofrecer servicios médicos de alta calidad y tecnología, completamente gratis, a más de 16.000 niños de diferentes regiones del país, beneficiando a la población pediátrica de Colombia.

Anualmente, nacen en Colombia cerca de 10.000 niños con afecciones cardíacas, de los cuales el 30% se encuentran en zonas rurales del país. Durante estos años de labor, la Fundación Cardioinfantil se ha propuesto atenderlos y brindarles, a ellos y a sus familias, un servicio diferencial basado en el respeto, la ética y la calidad humana.

De esta manera, la Cardioinfantil ratifica su compromiso por continuar cumpliendo el sueño de su fundador, el doctor Reinaldo Cabrera, quién fundó el Centro Hospitalario con la promesa de llevar esperanza de vida a los rincones más vulnerables del país y darles una segunda oportunidad a todos los niños enfermos del corazón; sueño que hoy es la filosofía de la Institución que reconoce que “Cuando salvas el corazón de un niño salvas un buen corazón”.

Acerca de la Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología

Desde hace más de 43 años la Fundación Cardioinfantil a través de su Programa Social “Regale una Vida”, ha atendido a más de 16.000 niños de escasos recursos enfermos del corazón, que no pueden acceder a los servicios médicos de calidad y alta tecnología que requieren sus casos.

Anualmente la FCI atiende 8.687 consultas de cardiología, de las cuales el 38% corresponden a población pediátrica. Los pacientes pediátricos atendidos provienen de toda Colombia, e incluso del exterior; convirtiéndose así, en uno de los principales centros hospitalarios de referencia para la atención de patologías cardiacas en Colombia.

Mayor información: www.cardioinfantil.org