Colombia es uno de los países productores de alimentos más destacados de la región. Actualmente, tiene más de 25 millones de hectáreas de tierra que son aptas para la producción agrícola. La innovación tecnológica para el campo y la seguridad han favorecido a que el país se proyecte como una potencia agroindustrial.

Aunque el panorama en este sentido es bastante alentador, la cadena de producción y comercialización de alimentos en Colombia no termina de la mejor forma. Según estudios del DNP, la pérdida y desperdicio de alimentos en el país es superior a 30% del total de la comida disponible para ser consumida.

La cifra es alarmante si tenemos en cuenta que en Colombia cerca de 3 millones de personas sufren de hambre y que en el país se desperdicia casi un tercio de las más de 25 mil toneladas de alimentos que podríamos consumir en 365 días.

¿Problemática inconsciente?

De acuerdo a un sondeo realizado a través de redes sociales y en la que participaron 7.183 personas evidenció que la falta de conciencia y conocimiento sobre sobre el mal manejo de alimentos es la principal razón para los altos márgenes de desperdicio de alimentos en el país.

Del total participantes, 4.830 de ellos aseguraron que no sabían que en el país se pierden 9,76 millones de toneladas de comida al año y que de esa cifra 15,6% corresponde a la comida que se mal utiliza en los hogares.

La falta de pedagogía en el tema demuestra que como país no somos consientes de esta grave situación. El panorama es tan desalentador que con estos alimentos desperdiciados podrían alimentarse a más de 8 millones de personas al año, lo que supone a toda la población de ciudades como Bogotá.

Durante el pasado Día Mundial de la Alimentación, António Guterres, secretario general de la ONU afirmó que “una de cada nueve personas no tiene lo suficiente para alimentarse”. Esta es una de las razones por las cuales diferentes organizaciones y empresas alrededor del mundo están creando soluciones y estrategias que ayuden a combatir esta problemática.

Ejemplo de esto son iniciativas en Colombia como la que lidera el Banco de Alimentos que vincula a diferentes voluntarios a su campaña de donación para ayudar a quienes más sufren de hambre.

Por otro lado, empresas como Samsung han desarrollado productos innovadores para el hogar como: Family Hub, la nevera inteligente que gracias a su integración a internet, ayuda a los colombianos a administrar los alimentos de manera adecuada para evitar su desperdicio. Por ejemplo, usted puede introducir y registrar la fecha de vencimiento a los productos consume, con el objetivo de ser consiente de los productos están próximos a vencerse. De esta manera, se minimiza el desperdicio de comida y se contribuye a la construcción de conciencia acerca del mal uso de los alimentos en el país.