FARC comienzan a entregar explosivos a la ONU

302

El Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Sergio Jaramillo, confirmó hoy que las FARC comenzaron a entregar explosivos a la misión especial de la ONU tal y como fue acordado en las negociaciones de paz.

Todo esto ya comenzó, eso va a ocurrir, y los responsables de informar, que son la misión política especial de las naciones unidas, lo va a hacer”, dijo Jaramillo en declaraciones a periodistas.

El comisionado no dio detalles sobre los explosivos entregados, pero medios locales informaron de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) tenían previsto ceder dinamita, cordón detonante, explosivo anfo y granadas, entre otras.

El pasado lunes, el Gobierno colombiano y las FARC firmaron un acuerdo de paz que pone fin a más de medio siglo de conflicto armado; sin embargo, este está condicionado a su aprobación por consulta popular en un plebiscito que se celebrará el 2 de octubre.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, anunció el pasado lunes que con la firma de la paz se activó la misión política especial de ese organismo para el monitoreo y verificación del cese el fuego y la dejación de armas por parte de la guerrilla.

La misión de la ONU, aprobada en enero pasado por el Consejo de Seguridad y respaldada de forma unánime por el Consejo de Seguridad, formará el componente internacional del mecanismo tripartito para supervisar el alto el fuego, en el que participan también representantes del Gobierno y de las FARC.

Las FARC, por medio de su número dos, Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, reiteraron hoy su pedido de “perdón infinito” a las víctimas de la masacre de Bojayá, en la que murieron 79 personas el 2 de mayo de 2002 a causa de un explosivo lanzado por la guerrilla.

Con nuestras almas contritas, pedimos nos perdonen y nos den la esperanza del alivio espiritual permitiéndonos seguir junto a ustedes haciendo el camino que, reconciliados, nos conduzca hacia la (nueva) era”, dijo “Márquez” en un comunicado leído en la iglesia de Bojayá, localidad del departamento del Chocó, en el oeste del país.

En ese templo murieron los 79 personas que se habían refugiado en la iglesia para protegerse de un combate entre las FARC y paramilitares.

En su discurso, “Márquez” reconoció que “el perdón es un asunto íntimo de la conciencia humana”, por lo que solo se puede conceder “en su absoluta dimensión salvadora y sanadora”.

Media la sinceridad y el arrepentimiento verdadero, que son dos poderosas razones que nos impulsan para tender nuestras manos de reconciliación al pueblo de Bojayá y hacia todas las personas de estas tierras de esperanza a quienes pudiéramos haber ofendido de palabra, obra o pensamiento”, apostilló el líder guerrillero.

El 18 de diciembre de 2014 las FARC ya pidieron perdón a las víctimas de Bojayá como muestra de su buena voluntad en medio de las negociaciones de paz.

El pasado lunes el Gobierno colombiano y las FARC firmaron el acuerdo de paz alcanzado tras casi cuatro años de diálogos que será sometido a consulta popular en un plebiscito convocado para el próximo domingo.

Tras la firma del acuerdo de paz, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, también pidió perdón a “todas las víctimas del conflicto” y por “todo el daño” que hayan “podido causar en esta guerra”.

En el acto de hoy en Bojayá también participó el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, así como diferentes líderes comunitarios.

Las FARC entregaron un nuevo Cristo para la iglesia ya que el anterior fue destruido por la explosión y bajo esa imagen se celebró el encuentro con la comunidad.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente