En esta oportunidad quiero utilizar mi espacio, para manifestar a todos los periodistas en Colombia y de manera especial la Costa Atlántica nuestras felicitaciones por su loable labor.
No fue fácil en el 2018 ejercer la profesión sobre todo en un país lleno de conflictos, en medio de una guerra que no ha permitido una solución a los graves problemas sociales. El destape de ollas podridas en manos de quienes hemos depositado la confianza a través del voto popular. El alto grado de corrupción e inseguridad campante en nuestro país, de la cual ninguna dependencia estatal es inmune, hemos sufrido serios casos de descomposición administrativa y política. Enriquecimiento ilícito, soborno, cohecho, opacidad en el tratamiento de los recursos públicos y su uso indebido, así como los conflictos de interés, El caso reciente de Odebrecht, donde están mezclados y salpicados políticos, prestantes personalidades de la vida pública, que ha sido la clave para entender los millonarios escándalos que seguramente quedaran en la memoria de los colombianos y sus protagonistas reelegidos o nombrados en altos cargos del estado en el exterior para que la gente desmemoriada los olvide pronto. Son ustedes SEÑORES PERIODISTAS que han logrado informar a la opinión pública nacional e internacional en las diferentes épocas del desarrollo del país, a pesar de que muchas veces se encuentra con la violación a la libertad de opinión o a la censura. Su profesión alcanza el mayor grado de amor por una sociedad y su oficio cumple el derecho a la información.

Colombia sigue aprendiendo de ustedes, a través de los medios de comunicación, que son otros maestros del aula, sus tableros son los periódicos y el convencimiento, su voz y su capacidad intelectual. Las tareas que han realizado los periodistas independientes están en el corazón de los colombianos, desde noticias muy difíciles, hasta campañas de solidaridad por salvarles la vida a muchas personas.

Reciban el saludo respetuoso del presidente nacional y la expresión de mi más profunda admiración por las transformaciones sociales, ejecutivas y Políticas que vienen adelantando como periodistas cada año. Optar por estudiar Comunicación Social no resulta complicado. Lo complicado es ejercer la profesión, creer que realmente eso es lo que se quiere lograr y no pasar indiferente ante el gremio. El periodista enfrenta situaciones de alegría, tristeza, insultos y riesgo de vida; todo esto dentro de su profesión. Su trabajo consiste en descubrir e investigar temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos. Así elaboran sus artículos y crónicas editoriales en los diferentes noticieros, programas de opinión, deportivos, culturales entre otras, guiando su labor periodística bajo los principios del respeto por la verdad, el rigor en la búsqueda de la información fidedigna y verificable.

Un día tan especial como es el 31 de diciembre donde corremos a darnos un fuerte abrazo para despedir el 2018, me toca recordar a como dé lugar que la profesión de Periodista otrora trinchera de libres pensadores y fieles defensores de la democracia, afronta ahora delicado dilema ante la extensa comercialización en los medios de comunicación social del país, amparados, ellos sí, en un sistema indiferente convertido en cómplice de la clase dominante y como si esto fuera poco hemos permitidos ahondar la herida por nuestros propios colegas que no observan interés en la organización del quehacer y mucho menos en su unificación. Por eso vemos como años tras años por las flamantes facultades de periodismo egresan nuevos periodistas quienes con su fresco diploma debajo del brazo se aprestan a una desaforada competencia para ubicarse de algún modo. Por su parte, empresas periodísticas de alguna importancia ven en esta oportunidad de hacerse a lo que pudiéramos llamar una mano de obra barata cuando no gratuita, desplazando a los veteranos.

A ustedes periodistas reciban de mi parte y en especial de la ASOCIACION DE PERIODISTAS INDEPENDIENTES DE COLOMBIA “FELICITACIONES” y los exhorto a continuar con su labor, tarea de mantener viva la libertad de la información, derecho fundamental de las comunidades y los invito a seguir en la orientación de la ética profesional, defendiendo las causas honestas, los Derechos Humanos, la Libertad de Prensa, propendiendo siempre porque en COLOMBIA el periodismo sea serio, responsable y correcto. ¡FELIZ AÑO 2019! PERIODISTAS COLOMBIANOS.

Por: William Hundelhausen Carretero
Presidente Nacional APIC

WILLIAM-Hundelshauseen-Carretero