Con el objetivo de promover la cultura de la legalidad en los establecimientos públicos que venden licor, Fenalco y comerciantes del país  firmaron el Pacto por la Ruta de la Legalidad, una iniciativa que además busca estimular el crecimiento de la economía colombiana, impulsando prácticas de buen comercio.

Como parte de esta campaña se hará un reconocimiento a los establecimientos que se acojan al proyecto cumpliendo a cabalidad con la ley y que demuestren, no sólo que venden y comercializan licor legal, sino su firme compromiso con la transparencia y el cuidado de la salud pública de los colombianos.

De acuerdo con Guillermo Botero Nieto, presidente de Fenalco, la firma de este pacto confirma el esfuerzo que han venido haciendo distintos actores como la industria, con empresas como la importadora de licores Diageo, los comerciantes y diferentes entidades del Gobierno, para construir escenarios de confianza que incrementen la reputación y las ventas de los establecimientos reconocidos, además de posicionar en los consumidores la importancia de comprar legal.

Precisamente como resultado de esta campaña hoy se reconocerán en (Cartagena) a ocho (8) establecimientos, que tal como lo dice el pacto han trabajado y han articulado esfuerzos por la legalidad, han actuado bajo el marco de la ley y la transparencia y han velado para garantizar que el establecimiento cumpla con todos los requisitos legales para su funcionamiento.

Los establecimientos que reciben este reconocimiento son:

  1. Gustavo Franco de Dismel
  2. Francisco González Medrano de Venta de Mercancías donde Pacho González
  3. Camilo Ernesto Manjarres Paz de JK
  4. Edgar Cano de El Bodegón
  5. Gustavo Solano de Terraza Bar Fiesta
  6. Blanca Cecilia Montoya Aguas de licorera Deluxe
  7. José Díaz de Licores Martínez Martelo
  8. Alvaro Espinoza de La Barra del Crespo

Se espera aumentar el número de establecimientos que participen en esta iniciativa y que cumplan con los requisitos establecidos para este fin. En la primera etapa se hará un reconocimiento a más de 25 establecimientos en Bucaramanga, Cúcuta,  Valledupar, Montería, Barranquilla, Santa Marta y Cartagena.

“La ilegalidad es un delito que tiene muchas facetas y permea casi todos los sectores de la economía, lo que afecta la productividad del país, a comerciantes, productores y consumidores, por lo que celebramos la acogida que hemos tenido por parte del comercio local, que se ha unido masivamente a nuestra iniciativa. Invitamos a todo el comercio del país para que sigamos sumando esfuerzos en la lucha contra la ilegalidad” concluyó Guillermo Botero.