Ferrari ha revelado su nuevo descapotable, el F8 Spider: la versión convertible del F8 Tributo. Un deportivo con el famoso motor V8 de la marca italiana.

El año más intenso de Ferrari en cuanto a lanzamiento de productos sigue adelante, en esta ocasión con la presentación del F8 Spider, la versión convertible del F8 Tributo, el deportivo con motor V8 que ocupa el núcleo de la gama Ferrari.

La nueva bestia de la marca de Maranello se diferencia de su hermano mayor Tributo en un techo rígido y en dos piezas que se aloja encima del motor. Tan solo 14 segundos debe esperar el conductor a que el techo se abra y se cierre, algo que es capaz de hacer a una velocidad de hasta 45 km/h.

El interior del nuevo Spider de Ferrari recuerda al del F8: la mayoría de controles están en el mismo volante, de nuevo diseño, al igual que los asientos marcadamente deportivos. Quienes puedan hacerse con uno de ellos podrán añadir a la configuración una pantalla digital.

Velocidad y menos peso

El V8 3.9 biturbo es ahora más potente: 50 caballos extras que se suman a 20 kilos menos de peso y un 10% más eficiente que el 488 Pista Spider, otro de los modelos de la marca.

Este descapotable es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo tres segundos y de alcanzar los 200 km/h en 8,2. La velocidad máxima del nuevo descapotable italiano es de 340 km/h. Bajo su carrocería esconde otros detalles, como varias mejoras en el control del ángulo de deslizamiento lateral y un mando de control de modos situado en el propio volante.

Quien quiera conducirlo deberá desembolsar 262.000 euros —289.000 dólares—, la única cifra que se conoce y que corresponde al mercado italiano.