Aparte de ser el más potente entre sus deportivos fabricados en serie, el SF90 también cuenta con una multitud de innovaciones nunca vistas en los autos de la legendaria marca italiana.

El SF90 no es el primer auto híbrido que sale de la fábrica de Ferrari, pero sí es el primero que se puede enchufar directamente a una red para cargar los tres motores eléctricos que tiene.

Existe la opción de usar únicamente estos tres propulsores sin encender el de gasolina. En este modo, el SF90 tiene un alcance de 25 kilómetros y puede alcanzar una velocidad de 135 km/h.

Ronaldo habría comprado el automóvil más caro de la historia (fotos, vídeo)
Dos de los tres propulsores eléctricos están en la parte delantera, uno para cada rueda, mientras que el tercero está conectado directamente a su motor V8 de 3,9 litros.
En su conjunto, los cuatro motores generan una potencia de 1.000 caballos de vapor.

El Ferrari SF90 se ha convertido en el más potente entre los autos fabricados en serie por la firma italiana. Gracias a esta imponente potencia, este bólido acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 2,5 segundos y su velocidad máxima es de 340 km/h.

Para controlar toda esta furia, el nuevo deportivo cuenta con tracción a las cuatro ruedas. A contracorriente de la tendencia actual de instalar pantallas gigantes en el panel central del interior, el SF90 tiene un diseño más clásico.

Aun así, posee múltiples elementos modernos. Por ejemplo, algunas de las funciones son controladas por unos pequeños sensores sobre el volante en lugar de botones clásicos.
También tendrá la proyección de datos sobre el parabrisas, como en los cazas de combate.

De momento se desconoce el precio por unidad del nuevo Ferrari SF90, pero, según informa la cadena CNN, costará menos que sus antecesores híbridos LaFerrari y LaFerrari Aperta, que se vendían por 1,4 y 2,2 millones de dólares, respectivamente.