Feyisa Lilesa: “Si vuelvo a Etiopía me matarán”

393
Cargando...

La prueba de maratón en Río 2016 dejó una de las imágenes de los Juegos Olímpicos cuando el etíope Feyisa Lilesa cruzó la línea de meta en segunda posición. El corredor, que consiguió la medalla de plata tras Eliud Kipchoge, atravesó la meta con los brazos cruzados realizando un gesto en el que simulaba estar esposado. Con esta imagen trataba de dar apoyo a la gente de su etnia, los Oromo, que está siendo perseguida y masacrada por el gobierno de Etiopía.

Tras la carrera, el corredor admitió que dicho gesto puede acarrearle problemas en caso de regresar a su país. “Si vuelvo a Etiopía después de esto, el gobierno me matará a mí y a mi familia o me mandarán preso. El gobierno de Etiopía está matando a la población Oromo del país y les está sacando todos los recursos. Los oromos están protestando y yo me sumo a la causa porque formo parte de ellos. El gobierno está matando a mi gente y por eso voy a dar voz a estos hechos allá donde vaya”, aseguró.

Feyisa Lilesa dijo estar meditando qué hacer en su futuro inmediato aunque valora irse a vivir otro país ante el peligro que corre sobre todo después de realizar un gesto que ya ha dado la vuelta al mundo y a puesto encima de la mesa la problemática que se vive en el país africano. “En Etiopía hay 15 millones de oromos y el Gobierno nos obliga a dejar nuestras tierras, nos encarcela y nos mata. Les pido a los periodistas que hablen de la democracia que no existe en mi país, y de los intereses económicos que apoyan la represión de los Oromo”, dijo.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente