¡El fiscal general, reculó: Robledo, no se retractó!

200
Jorge Enrique Robledo
El senador Jorge Enrique Robledo, candidato a la Presidencia de la República para el periodo 2018-2022

Explica el dogma de fe que “la sal da sabor a los alimentos, los hace agradables, preserva de la corrupción y era un símbolo de la sabiduría divina. En el Antiguo Testamento se prescribía que todo lo que se ofreciera a Dios llevase la sal, significando la voluntad del oferente de que fuera agradable e incorruptible” -Wikipedia-; por eso agrega el adagio popular que “cuando la sal se corrompe es porque todo ha llegado al máximo grado de descomposición”. El Fiscal General es “el magistrado integrante del Ministerio Público, que lleva materialmente la dirección de la investigación criminal y el ejercicio de acción penal pública” -Wikipedia-; es a quien corresponde desempeñar directamente las funciones y atribuciones del ministerio público. La Fiscalía General colombiana nació en 1991 con la nueva Constitución y empezó a operar el 1 de julio de 1992. El Fiscal General es elegido por la Corte Suprema de Justicia de una terna enviada por el Presidente de la República.

Desde antes de que se convirtiera en el Fiscal General, Néstor H. Martínez, importantes personas expresaron que su nombramiento era inconveniente por su vinculación con trasnacionales, a través de la firma DLA Piper, la mayor multinacional de abogados y ser asesor del primer banquero de Colombia, Luis Carlos Sarmiento, hasta el punto de haber sido en su nombre miembro de la Junta Directiva de La Casa Editorial El Tiempo. Estos ciudadanos aseguraron que en cualquier momento sus antiguos intereses chocarían con el interés colectivo de defensa de la Nación. No pasó mucho tiempo y estalló el escándalo de los sobornos de Odebrecht, el cual trajo la denuncia del senador Jorge Robledo quien expresó “he probado mis acusaciones en su contra, incluidos sus contratos con Navelena-Odebrecht y la Ruta del Sol (Odebrecht y Grupo Aval). Tan cogido se encuentra, que él mismo tuvo que declararse impedido con respecto a Gina Parody por el Conpes 3817 de 2014 para la vía Ocaña-Gamarra, hecho que, en la práctica, me da la razón”; Robledo le pidió “declararse impedido en toda la investigación”, lo cual ha rechazado, por el contrario su reacción fue denunciar a Robledo por una supuesta calumnia e injuria, para que la Corte Suprema lo encarcele hasta por 8 años y le impida llegar a la Presidencia de la República, quintándolo del medio, lo que favorecía al candidato de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, partido del cual El Fiscal General integró el comité ideológico, junto con Rafael Pardo, Gabriel Rosas, Augusto Galán y Arturo Sarabia Better.

Luego se vino el episodio de la elección de Luis Gustavo Moreno Rivera, el Fiscal Delegado para la lucha Anticorrupción, que fue detenido por exigir sobornos para frenar o actuar a favor de delincuentes, en cuyo caso Robledo acusó al Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, por negligente, irresponsable e incapaz: “El Estado no se puede equivocar en el nombramiento de un fiscal, con el agravante de que un fiscal corrupto o negligente, termina condenando inocentes, absolviendo culpables, y utilizando su cargo en la Fiscalía como martillo de la lucha política”. No había ninguna razón para investigar penalmente a Robledo. El fiscal reculó retirando la demanda y Robledo no se retractó, en ninguna parte del Acta de Acuerdo aparece alguna rectificación de Robledo. ¡Qué miedo, la presión evitó un gran daño a la democracia!

JOSÉ ARLEX ARIAS ARIASPor: JOSÉ ARLEX ARIAS ARIAS
Comunicador Social – Periodista
arlexariasarias@yahoo.com
La Verdad, 24 de julio de 2017


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente