Las sillas salvaescaleras son un sistema elevador que, a través de una guía o riel instalado a lo largo de una escalera, permite a una persona pasar de un piso a otro. El usuario solo tendrá que sentarse en una silla mecanizada, la cual lo desplazará a lo largo de las guías según se desee.

Sin duda alguna la instalación de una silla salvaescaleras ayuda a resolver muchos problemas de movilidad a personas de avanzada edad, con discapacidad física o movilidad reducida. Estas sillas son aptas para viviendas particulares o incluso espacios públicos. Estos mecanismos les ayudan a salvar la distancia entre un piso y otro sin necesidad de utilizar los peldaños.

Tan solo es necesario mantener presionado el pulsador de subida o bajada en el mando a distancia que incorpora la silla en cada uno de los extremos o mantener accionado el mando que incorpora la propia silla para que la misma se desplace, de una manera progresiva y suave, por la guía que sigue el recorrido y forma de la escalera.

Una vez que haya llegado al final del recorrido, la silla se detiene automáticamente y podremos girar el asiento, de manera manual o automática, para salir de forma segura y con un mínimo esfuerzo. Además, las sillas incorporan un cinturón o arnés de seguridad para garantizar la seguridad en el trayecto.

Entre las principales ventajas de las sillas salvaescaleras destacan:

  • Seguridad: Las sillas salvaescaleras son realmente seguras en su funcionamiento, además aportan confianza a las personas que las utilizan. Ya que las personas mayores ya no se ven capacitadas para subir y bajar escaleras y tienen miedo de sufrir algún tipo de accidente.
  • Comodidad: Proporcionan una enorme libertad de movimiento a las personas que las utilizan, ya no dependerán de terceros para poder bajar o subir de un lugar a otro.
  • Espacio: Son aparatos que ocupan poco espacio gracias a sus asientos plegables que se recogen hacia la pared, permitiendo el acceso fácil a las escaleras por parte de otras personas.
  • Tipos de escaleras: Las sillas salvaescaleras pueden ser instaladas en cualquier escalera debido a que se adaptan a todas las formas e inclinaciones ya que en el mercado existe una diversidad de modelos entre los que elegir.
  • Interior y exterior. Estas sillas se instalan tanto en el interior de la vivienda como en el exterior, el usuario podrá encontrar dispositivos que admiten lluvia o sol, preparados para soportar la inclemencia del tiempo.
  • Sillas salvaescaleras precio: Una de las ventajas es que son mucho más baratas que un cambio integral en casa. El usuario podrá encontrar en el mercado precios que se adapten a su bolsillo y necesidad.

Facilitar la vida de las personas con movilidad reducida o personas discapacitadas es todo un reto ya que no todos los inmuebles cuentan con los elementos necesarios. En hogares o lugares de trabajo es prácticamente imprescindible desplazarse por las escaleras, y la instalación de sillas salvaescaleras significará un avance primordial en materia de accesibilidad.

Por suerte la sociedad actual cada vez toma más conciencia sobre la necesidad de garantizar la libertad de movimiento de las personas con algún tipo de discapacidad física.