Cataluña declarará “inmediatamente” su independencia de España si gana el “Sí” en el referéndum de autodeterminación que el gobierno regional quiere celebrar el 1° de octubre, afirmaron diputados catalanes en nombre de la coalición de poder.

El diario El Mundo reseñó que dos diputados de Junts pel Sí y la CUP han presentado el contenido de la ley de referéndum para impulsar la consulta, enfatizando que es una norma “suprema” que prevalecerá sobre cualquier otra que pueda contradecirla, con el objetivo de garantizar la seguridad jurídica de todos aquellos cargos que colaboren con la consulta.
Los grupos de Junts pel Sí y la CUP elaboraron una ley que proclama en su exposición de motivos que “el Parlament asume la plena representación soberana de los ciudadanos una vez que se han agotado todas las vías de diálogo y negociación con el Estado”.

El documento busca amparo legal internacional en vista de que el referéndum no está en la Constitución española. Así, invoca acuerdos de la Asamblea General de la ONU reconociendo “el derecho de los pueblos a la autodeterminación” ratificados por España. También apela a dictámenes recientes del Tribunal de La Haya, en los que se indica que el derecho a decidir de los pueblos ha evolucionado a lo largo del siglo XX, tras el fin de la era del imperialismo, y que la única limitación a su ejercicio es el recurso ilícito a la fuerza u otras violaciones graves del derecho internacional.

El artículo dos afirma que el pueblo de Cataluña es un “sujeto político soberano” y como tal “ejerce el derecho a decidir libre y democráticamente su condición política”.

Este miércoles 5 de julio los independentistas celebrarán un acto público para presentar solemnemente ante los ciudadanos la nueva norma. La “ley de transitoriedad jurídica”, que regularía el escenario político en Cataluña en caso de ganar el sí a la independencia, no se aprobaría hasta después del eventual referéndum. Si ganase el no, la previsión es convocar elecciones autonómicas de forma inmediata.