Google expulsará los sitios de noticias falsas de su red de publicidad

247
El sitio pro Trump llamado 70 News.

En días pasados, el motor de búsqueda de Google remarcó una historia inexacta que afirmaba que el presidente electo Donald Trump había ganado el voto popular en las últimas elecciones. El caso fue apenas el ejemplo más reciente de la información falsa que circula por internet.

Pese a que el artículo siguió apareciendo entre los primeros resultados de las búsquedas, Google anunció que tomará medidas para castigar a proveedores de noticias falsas.

Los resultados electorales incorrectos aparecieron el lunes pasado, en un artículo de dos días de antigüedad publicado por el sitio pro Trump llamado 70 News. El enlace al sitio web aparecía entre los primeros resultados de búsquedas relevantes de Google acerca de los resultados electorales finales.

Debido a ello, Google reconoció la falla de su motor de búsqueda. “En este caso claramente fallamos, pero seguimos trabajando siempre para mejorar nuestros algoritmos”, aseguró la empresa mediante un comunicado. El lunes por la mañana, el enlace a la noticia de 70 News -que contenía información falsa tanto en su título como en el cuerpo del texto- permanecía destacado entre los resultados de Google.

La mala información en un título o en la parte superior de una noticia puede resultar particularmente perjudicial. Aproximadamente el 53% de las personas que llegan a un sitio web permanecen allí durante 15 minutos o menos, según datos de la firma analítica Chartbeat.

Aunque Google rara vez elimina contenido de sus resultados de búsqueda, la compañía, propiedad de Alphabet Inc. está tomando medidas para castigar los sitios que fabrican falsedades, entre ellas evitarían que sus lucrativos anuncios digitales aparezcan en sitios que “tergiversen, confundan u oculten información”. La acción podría dar a los sitios un mayor incentivo para hacer las cosas bien, o correr el riesgo de perder una valiosa fuente de ingresos.

El motor de búsqueda principal de Google es la central fuente de tráfico para los sitios de medios, según Chartbeat. En tanto, une studio realizado por Pew Research Center halló que cerca del 60% de los estadounidenses obtienen al menos algunas de sus noticias de redes sociales, como Facebook, que posee 178 millones de usuarios en los EE.UU. y Canadá.

La información falsa no es algo nuevo en internet. Pero el problema ha captado más atención durante el cierre de una elección presidencial amargamente disputada.

Facebook Inc. fue acusada de influir potencialmente en el resultado de la elección al promover noticias falsas en su red social. El pasado verano, la compañía despidió a un puñado de periodistas que supervisaron su lista de “tendencias” de noticias y los reemplazó con un algoritmo; las noticias falsas comenzaron rápidamente a extenderse.

El CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, se desligó de las críticas la semana pasada y las acusó de ser “una locura”. En una publicación que realizó en Facebook aseguró que “más del 99% de lo que la gente ve” en dicha red social es auténtico, pero agregó que se debe hacer más para bloquear información falsa, aunque determinar lo que es descaradamente incorrecto no siempre es una tarea sencilla. “Identificar la ‘verdad’ es complicado”, afirmó. “Mientras que algunos engaños pueden ser completamente desmentidos, una mayor cantidad de contenido, como aquellos provenientes de fuentes clásicas, a menudo comunican las generalidades de manera correcta, pero omiten detalles o contienen algunos errores”.

Las historias que aparecen en las fuentes de los usuarios de Facebook son seleccionadas principalmente por fórmulas automatizadas, llamadas algoritmos. Los resultados de búsqueda de Google también son impulsados por algoritmos, que la compañía revisa regularmente para frustrar sitios que intentan aumentar artificialmente su importancia.

La información incorrecta se replica en internet a medida que más gente confía en sus teléfonos inteligentes, computadoras y otros dispositivos digitales para leer noticias que son seleccionadas para ellos mediante programas automatizados, aseguró el analista de medios Ken Doctor. “Estos algoritmos traen un montón de cosas a nuestras vidas que los humanos no podemos hacer”, afirmó. “Pero cuando fallan, destacan el hecho de que son sólo una tecnología neutral. Están programados por seres humanos, y tienen todas las fallas de los humanos también”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente