Lucas Budel, un joven de 19 años, grabó un vídeo que muestra un misterioso objeto volador no identificado en Wycombe, el condado ingles de Buckinghamshire, cerca de una base de la RAF. Curiosamente, el gobierno británico utilizó esta base para investigar supuestos avistamientos de ovnis en todo el Reino Unido.

Estaba sentado en mi habitación frente a mi ordenador cuando vi una luz extremadamente brillante que caía del cielo”, dijo Lucas al tabloide británico Daily Star. “Inicialmente pensé que era un meteorito cayendo, lo cual es bastante inusual de ver, hasta que se detuvo por unos segundos y se fue. Estaba tan impresionado que no tuve tiempo de grabarlo. Luego desapareció.”

A medida que el vídeo se volvió viral, la mayoría de los internautas argumentaron que se trataba de un OVNI de origen extraterrestre. Según expertos en la materia, el misterioso objeto que se puede ver en las imágenes realiza algunos inusuales movimientos en el cielo, algo que ninguna aeronave conocida puede hacer con la tecnología actual.

Sin embargo, otros conspiracionistas aseguraron que el objeto podría ser en realidad una nave espacial militar secreta creada con tecnología alienígena. Pero después de analizar el vídeo, Lucas sugirió que tal vez el OVNI podría estar ocultándose en el interior de una nube eléctrica.

“La mejor manera de describirlo era como una nube eléctrica que se movía en direcciones alternas continuamente”, explicó Lucas. “En un momento dado parecía como si saltaran chispas rojas o electricidad. En otro punto, parecía que lo que sea había perdido su potencia y comenzó a caer al suelo antes de que los ‘motores’ se encendieran nuevamente.”

El joven británico de 19 años también dijo que fue testigo de cómo el OVNI se dividió en dos, convirtiéndose en dos cuerpos de luz separados.

“Estoy seguro de que fue un fenómeno extraño, ya sea una tormenta eléctrica, pruebas militares o algo extraterrestre. Parecía una nube eléctrica vaporizante. Alguien también dijo que podría ser un drone, pero por lo que vi no parecía nada de eso. Nunca he visto algo como esto, específicamente en mi zona”, concluyó Lucas.

Pero los escépticos tienen una opinión diferente a la ofrecida por los teóricos de la conspiración, creen que se trata de una nube cargada de electricidad.  Al parecer, cuando el suelo está caliente, a su vez calienta el aire sobre él. Este aire cálido se eleva. A medida que el aire asciende, el vapor de agua se enfría y forma una nube. Cuando el aire continúa aumentando, la nube se hace cada vez más grande. En la parte superior de las nubes, la temperatura está por debajo del punto de congelación y el vapor de agua se convierte en hielo.

Ahora, la nube se convierte en una nube tormentosa. Muchos diminutos fragmentos de hielo chocan entre sí mientras se mueven. Todas estas colisiones causan una acumulación de carga eléctrica. Eventualmente, toda la nube se llena de cargas eléctricas. Se forman partículas más ligeras y cargadas positivamente en la parte superior de la nube. Las partículas más pesadas y negativamente cargadas quedan en el interior de la nube. Entonces, cuando las cargas positivas y negativas crecen lo suficiente, se produce una chispa gigante (relámpago) entre las dos cargas dentro de la nube. Esto es como una chispa de electricidad estática, pero mucho más grande.