“Gracias por confiar en nuestra empresa y contribuir a que sigamos creciendo con sostenibilidad para aportar a la calidad de vida de millones de personas”, dijo Jorge Londoño De la Cuesta, Gerente General de EPM, al abrir el XII Encuentro Anual de Inversionistas Grupo EPM, en el que presentó los logros y desafíos de la organización.

Tras realizar la Rendición Pública de Cuentas e Informe de Gestión, el pasado sábado 7 de abril en Medellín, Londoño De la Cuesta se reunió este jueves 12 de abril en Bogotá con delegados del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, la Superintendencia Financiera de Colombia, el Departamento Nacional de Planeación y la Bolsa de Valores de Colombia, así como representantes de la banca comercial nacional e internacional, la banca multilateral, la banca de desarrollo y fomento, las firmas calificadoras de riesgo e inversionistas institucionales.

  • El grupo empresarial obtuvo en 2017 los resultados más altos de su historia
  • El proyecto hidroeléctrico Ituango avanza de acuerdo con su cronograma
  • En 2017, EPM entregó en operación comercial proyectos de transmisión
  • de energía estratégicos para el país en Cundinamarca y Antioquia
  • La planta de tratamiento de aguas residuales Aguas Claras, que se
  • construye al Norte del Valle de Aburrá, ya comenzó la prueba de equipos

Londoño De la Cuesta destacó los buenos resultados financieros obtenidos por el grupo empresarial en 2017, los más altos en 63 años de historia, conseguidos en gran parte por la adecuada gestión de los costos y gastos. “En el caso de EPM matriz la utilidad neta fue de $2,2 billones, con un aumento del 19% con respecto a 2016. En el Grupo EPM los ingresos consolidados fueron de $14,9 billones. Estos positivos resultados permitirán transferir al Municipio de Medellín $1,2 billones en 2018, generar nuevas oportunidades de empleo y seguir invirtiendo en proyectos de infraestructura que aporten al bienestar de la comunidad”, dijo el directivo.

El Ebitda de EPM matriz fue de $3,1 billones, con un aumento del 27%. La empresa recibió de sus inversiones en subsidiarias recursos por $323.000 millones y de las inversiones en empresas no controladas $44.000 millones, con un incremento del 7,6% y del 36%, respectivamente. Por su parte, el Ebitda del Grupo EPM fue de $4,7 billones, con un crecimiento del 17% y un margen del 32%, como resultado de una disminución de los costos y gastos del 12% con respecto al año anterior. Del Ebitda, el 63% proviene de EPM, el 21% de las filiales internacionales y el 16% de las filiales nacionales.

Una capacidad instalada: desarrolladores de proyectos

En cuanto a la realización de los grandes proyectos de infraestructura, que aportan al desarrollo de Colombia, Londoño De la Cuesta, señaló que al cierre de 2017 el proyecto hidroeléctrico Ituango llegó al 80,5% en el avance de obras. Hoy, este porcentaje ya supera el 83%. Las inversiones el año pasado en esta megaobra de país ascendieron a $1,7 billones, para un consolidado desde su inicio de $8,3 billones a marzo de 2018.

Aguas Claras, la planta de tratamiento de aguas residuales que actualmente construye la empresa en el municipio de Bello, al norte del Valle de Aburrá, cerró el año con un avance del 91,2% en el desarrollo del proyecto e inversiones por $210.380 millones, para un acumulado desde su inicio de $1,4 billones a marzo de 2018. La obra, que aportará más oxígeno al río Aburrá-Medellín y que removerá diariamente un promedio de 120 toneladas de materia orgánica contaminante, llega a marzo de 2018 al 93,5%. La planta Aguas Claras comenzó las pruebas con carga de los equipos en todo el proceso de tratamiento en marzo pasado.

Londoño De la Cuesta también resaltó que en 2017 la empresa entregó en operación comercial dos grandes obras de transmisión de energía, que aportan a la estabilidad energética del país. El proyecto Nueva Esperanza, que beneficia a 12 millones de colombianos de los departamentos de Cundinamarca (incluida Bogotá), norte del Tolima, Meta y Guaviare, en el centro-oriente, y la Línea de transmisión Bello-Guayabal-Ancón, que se construyó para mejorar la confiabilidad en el suministro energético en el Valle de Aburrá y fortalecer el Sistema de Transmisión Nacional.

EPM cuenta con tenedores de bonos locales desde 2007 e internacionales desde 2011. Los inversionistas son determinantes para la provisión de recursos financieros de largo plazo para el Grupo EPM. Los bonos (locales, internacionales y globales) representan hoy el 57% de las fuentes de financiación de EPM.

EPM ha hecho cuatro emisiones internacionales de bonos, tres de ellas en pesos colombianos. En 2009 por USD500 millones, 2014 por $965.745 millones (equivalente a USD500 millones), 2011 por $1.250 billones (equivalente a USD 680 millones) y 2017 por $2.300 billones (equivalente a USD764 millones). Los inversionistas de la empresa provienen de Estados Unidos, Europa, Asia, Latinoamérica, Medio Oriente, África y Colombia.

El Grupo EPM avanza en 2018 con la ejecución de un plan de inversiones en infraestructura, que incluye recursos por $4,5 billones, con el propósito de aportar al desarrollo de las regiones en las que tiene presencia y a la calidad de vida de millones de personas, por quienes está ahí trabajando día a día para transformar pequeños instantes de la cotidianidad en grandes momentos.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente