El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, rompió con los protocolos de los discursos políticos y se tomó una selfie con los asistentes a la concentración de este 12 de febrero en la avenida Francisco de Miranda.

Durante su discurso, Guaidó manifestó que esperaba que los asistentes pudieran ver sus rostros de felicidad y expresó: “Es más, yo voy a tomarme una selfie para que se vean la cara que tienen”.

En ese sentido, los ciudadanos alzaron sus manos y la avenida Francisco de Miranda retumbó con los gritos de ovación que hacían las personas a Guaidó en ese momento.

Posteriormente, Guaidó mostró en sus redes sociales la imagen que logró capturar. “Esta foto la tomé hoy, para mostrarle al mundo los rostros de la esperanza y que volvamos a creer en nosotros mismos”, explicó.