Haas pide más ayuda por parte de Ferrari

300
  • Necesitan entender ellos mismos los componentes de Ferrari
  • La Scuderia, cauta para no incumplir las directrices técnicas de la FIA

El inicio de la temporada 2016 estuvo marcada, entre otras cosas, por la llegada de una nueva formación a la parrilla: el equipo americano Haas. Tras varios años preparando su proyecto, mantuvo un acuerdo técnico con Ferrari de la que recibía todas las piezas permitidas por reglamento, además de poder usar algunas de sus instalaciones en Maranello destinadas al desarrollo de su monoplaza y la creación de nuevas evoluciones.

En este sentido el jefe de la formación, Gene Haas, ha confesado estar muy contento con la colaboración, pero afirma que le gustaría poder tener algo más de apoyo por parte de Ferrari.

El modelo de trabajo funciona muy bien con Ferrari y si algo espero es que podamos sacar más de ella. Ha habido siempre algo de indecisión por parte de Ferrari trabajando con nosotros, por las regulaciones de FIA, así que han estado muy cuidadosos para estar seguros de que siguen las reglas, y que hemos estado muy controlados por FIA sobre lo que estábamos haciendo. En retrospectiva creo que podríamos haber hecho más“, ha dicho a Autosport.

Reconoce que uno de los principales problemas llegaba a la hora de entender el funcionamiento de las diferentes partes proporcionadas por Ferrari, ya que ellos no les han indicado cómo trabajan o los posibles problemas que podrían encontrar.

“Nuestro coche es bastante diferente del de Ferrari, a pesar de que muchos crean que es el mismo, pero estamos sufriendo para entender el chasis. Ferrari nos da muchas partes pero no nos ofrecen información acerca de cómo trabajan, así que eso le corresponde a nuestro personal. Empezamos casi desde cero y hay mucho que hemos tenido que aprender nosotros solos, así que necesitamos personal para entender cómo funciona el coche, no podemos ir a preguntárselo a Ferrari”.

Por ello a Gene Haas le gustaría tener algo más de apoyo y de cooperación entre ambas formaciones para poder seguir avanzando en sus respectivos objetivos y ser capaces de estar mucho más arriba en las respectivas clasificaciones.

Últimamente Ferrari tiene un objetivo, y es vencer a Ferrari, como nosotros tenemos el objetivo de vencer a algunos competidores detrás, así que es muy parecido. Todo lo que podamos hacer juntos nos favorece a los dos, así que creo que algo más de cooperación sería de ayuda. Ferrari es muy cauto y quieren estar seguros de que cumplen las directrices de la FIA, y lo hacen de una manera muy religiosa, casi hasta el punto de que llega a ser frustrante”, ha concluido.