Luis Cassiani, uno de los cabildantes cobijados con medida de aseguramiento domiciliaria en la investigación que se adelanta por la elección irregular de la controlara, fue dejado en libertad por un juez que acogió la figura de Hábeas Corpus, que no quiere decir que está desembarazado de los delitos que la fiscalía le imputó; las investigaciones continúan, Cassiani, al igual que el resto de concejales detenidos, continúa vinculado a este proceso que busca probar que en la elección de Nubia Fontalvo se ofrecieron y recibieron dádivas económicas y para eso el cotejo de las voces se hacen más elocuente cada vez que se escucha las 400 horas de grabación que mantiene detenidos al resto de ediles.

La corrupción, está prevista como delito en las leyes de nuestro país, aunque esto significa, sin embargo, que la misma carezca de implicaciones penales. Las posibilidades de actuar en contra de los funcionarios deshonestos son reales. Los delitos y las penas existen, sobre todo los delitos contra la administración pública, no es un tema actual, solo que a medida que pasa el tiempo, las nuevas leyes y los medios de comunicación nos han construido un puente para que podamos ver estos con mayor facilidad y no seamos indiferentes ante los mismos.

Sabemos que lamentablemente la corrupción en Colombia se viene presentando desde hace muchos años; y como van las cosas muy a pesar que se siguen cometiendo delitos demostrado por la fiscalía, en los próximos días veremos el cuestionado recinto del concejo de Cartagena regresar todos por el hábeas corpus.

El hábeas corpus es un recurso extraordinario, contenido en el artículo 30 de la Constitución Nacional y reglamentado en el Código de Procedimiento Penal, que tutela la libertad de las personas cuando son capturadas con violación a las garantías constitucionales o legales, o se prolongue ilegalmente la privación de la libertad. El artículo 30 Constitución Política de 1991 consagró el habeas corpus como una garantía fundamental para la protección de la libertad personal, razón por la cual estableció que toda persona que estuviera privada de ésta y considera estarlo ilegalmente, tiene derecho a invocar dicha acción, ante cualquier autoridad judicial y en todo tiempo, por sí o por interpuesta persona, debiendo resolverse en el término de 36 horas.

La Ley 1095 de 2006 en su artículo 1, estableció una doble naturaleza para el Habeas Corpus, según la cual es un derecho fundamental y a la vez, una acción constitucional establecida para proteger la libertad personal, cuando alguien es privado de la libertad con violación de las garantías constitucionales o legales, es decir de forma arbitraria y sin respetar las formalidades y los requisitos establecidos en la ley procesal para tal efecto, el juez que le interpuso la medida de aseguramiento a Cassiani y a los otros concejales, no se pronunció de forma individual, como establece la ley, sino en un sentido grupal.

Todo esto ha generado que la corrupción en Cartagena genera una gran alteración en el sector público, al extraviarse inversiones públicas a raíz de los sobornos y robos en gran cantidad. Esto disminuye el cumplimiento de las regulaciones relacionadas con la construcción, reduce la calidad de los servicios e infraestructuras gubernamentales afectando a todos de diferentes formas. Igualmente hay que tener en cuenta que la sociedad colombiana no relaciona el fenómeno con problemas de moral y valores actuales. Solo se concientiza de ello cuando implica el robo de grandes sumas de dinero del tesoro público y tras escándalos denunciados por diferentes medios de comunicación, quienes son manipulados por personas pertenecientes a la elite política, abusando del poder que poseen y así beneficiarse y conseguir sus propios intereses, lo que ha permitido que en los últimos 6 años hayamos tenido 10 alcaldes, que no se han escapado de corrupción, sobornos, fraudes e impunidad. A pesar que Colombia cuenta con buenas herramientas para la lucha contra la corrupción, como lo es el Estatuto anticorrupción, ley 1474 de 2011. Así mismo se creó el decreto 19 de 2012, ley anti trámites, Igualmente se crea en el 2016, la Lucha Contra la Corrupción, con el Decreto 958, proporcionando procesos más transparentes y rápidos, aun así el delito existe, pero los protagonistas del mismo desaparecieron por él, Hábeas Corpus.

Por: William Hundelhausen Carretero
Presidente Nacional APIC

WILLIAM-Hundelshauseen-Carretero