Habitantes de un pueblo de Canadá alarmados por el color rosa del agua del grifo

217

Los habitantes del pequeño poblado de Onoway, en la provincia canadiense de Alberta, no salen de su asombro. Y mientras aumenta su desconcierto, también se dispara su preocupación. A principios de esta semana les sucedió algo extraordinario: al abrir los grifos de sus casas, se encontraron que lo que brotaba de ellos era un agua completamente de color rosa.

De inmediato, comenzaron a compartir su experiencia en las redes sociales, reseñó el sitio Huffington Post. Una de las primeras en hacerlo fue Vick Veldhuyzen Van Zanten, quien al publicar las imágenes del extraño agua que salía de su grifo encontró que muchos de sus vecinos habían tenido el mismo problema.

“Era rara, no la usé”, porque “no necesitaba agua para hacer la cena”, comentó, “pero estoy segura de que otras personas tuvieron problemas. Era rosa, muy rosa”.

“Mi marido se levantó para darse una ducha y me preguntó ‘¿por qué sale agua de color rosa del grifo?’”, relató otra vecina.

Poco después, el alcalde de Onoway, Dale Krasnow, salió a dar explicaciones, diciendo que la salud de la población no estaba en riesgo. “Una válvula podría haberse quedado pegada, permitiendo que el permanganato de potasio entrara en el recolector de aceite y, por consiguiente, en el sistema de distribución de agua de la ciudad”, detalló a través de un comunicado.

Aunque reconoció fallas en la comunicación, Krasnow reiteró que los responsables medioambientales del distrito no le pidieron que emitiera una alerta pública, por lo que “todo indica que nunca hubo un riesgo para la salud pública“.

Sin embargo, los habitantes de Onoway, desconfiados, prefirieren esperar que el servicio vuelva a la normalidad antes de volver a consumir el agua del grifo de sus hogares.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente