Habla uno de los heridos de Orlando: el tirador “se reía mientras mataba”

235

Angel Colón“Esa persona no tiene corazón, yo veía cuerpos tirados por todas partes y mientras tanto él disfrutaba. Se reía mientras mataba”, dijo Angel Colon, uno de los sobrevivientes de la masacre en la discoteca Pulse.

Junto a los médicos y enfermeras que le salvaron la vida en la madrugada del sábado, el joven contó que recibió tres balazos en la pierna y el tirador también le disparó en la espalda cuando estaba en el piso.

En una conferencia de prensa en el Orlando Regional Medical Center, ubicado a dos cuadras del lugar de la matanza, Colon dijo que cuando el asesino, Omar Mateen, comenzó a atacar todos comenzaron a correr.

“Me disparó tres veces en la pierna. Se me partieron los huesos de la pierna izquierda y no pude caminar más, me caí y todos corrían sobre mí”. Luego contó que el tirador remataba a los que estaban tirados en el piso. “Me disparó en la espalda, pero me salvé”, dijo.

Los médicos describieron la situación de emergencia que se vivió esa madrugada.

“Había pacientes en todos los rincones del hospital, con heridas en el pecho, en las piernas, el abdomen, muchos fueron baleados por detrás”, dijo Chadwick Smith, el médico de emergencias de guardia esa noche. “Fue muy afortunado haber tenido el hospital a dos cuadras”.

Cirujanos y enfermeras fueron llamados con urgencia ni bien comenzaron a llegar los heridos porque se prevía una situación dramática: “Operamos pacientetras pacientestras paciente”, dijeron. Aún siguen operando.

De los 44 heridos que recibieron esa madrugada de terror, hay todavía 27 internados, 6 en situación crítica.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente