Los lentes de contacto, al igual que las gafas o anteojos oftálmicos, son soluciones ideales para corregir defectos visuales como miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia.

Y si tienes dudas acerca de cómo o cuándo usar unos lentes de contacto, acá te vamos a contar un poco más de estos, como los diferentes tipos que existen, por qué usarlos, los cuidados que debes tener para protegerlos al igual que tus ojos, y en general, todo lo que necesitas saber sobre esta increíble ‘tecnología’ invisible o estética, útil, cómoda y que se adapta a tu estilo de vida.

Como te decía hace un momento, si tienes algún problema con la visión, los lentes de contacto son otra alternativa para solucionarlo; se colocan directamente sobre la superficie del ojo, ofreciéndote un campo visual muy amplio. Estos son pequeños ‘discos’ hechos en un material rico en humectación llamado ‘hidrogel’, característica que permite el paso del oxígeno a través de ellos para mantener los ojos frescos y sanos.

Hoy en día, encuentras diferentes tipos de lentes que puedes elegir según tu necesidad visual o por qué no, tu actividad:

Generales: elaborados en hidrogel de silicona, son súper blandos y te ofrecen confort y estabilidad visual. En el caso de los de ‘reemplazo diario’, no requieren el uso de soluciones de limpieza, pues se colocan en la mañana y se remueven cada noche, desechándolos sin importar las horas de uso. Los hay también de ‘uso diario’, para un máximo de 10 horas y en la noche, al removerlos, debes limpiarlos con la solución especial. Estos tienen una vida útil de entre 15 y 30 días, dependiendo del fabricante. Y los de ‘uso prolongado’, además de las características de comodidad y buena visión que ya mencionamos, vienen con mayor humectación y oxigenación, pues estos están diseñados para utilizarlos por semanas, quincenas o hasta un mes sin retirarlos; incluso, es posible dormir con ellos.

Según el defecto visual:    son de alta durabilidad y en general, son muy cómodos, pues están fabricados en materiales blandos. Los ‘Esféricos’, están diseñados para la corrección de miopía e hipermetropía, con astigmatismos menores de 0,50. Los ‘Tóricos’, para corregir el astigmatismo puro desde su nivel bajo, hasta el extra rango y los astigmatismos miópicos e hipermetrópicos. Y los ‘Multifocales’, especiales para corregir miopía e hipermetropía, en combinación con la presbicia.

Convencionales: están diseñados para la corrección de casos especiales como queratoconos o post cirugía refractiva, entre otros. Los encuentras en : ‘Gas permeables RGP’, con alta, mediana y baja permeabilidad, o los ‘Blandos’, fabricados en hidrogel de primera generación, los cuales retienen agua y ofrecen excelente estabilidad visual y comodidad.

¿Por qué usar lentes de contacto?

  • Son recomendados para personas con defectos visuales altos.
  • Son ideales para personas con alta actividad, permiten realizar deportes y actividades al aire libre sin preocupaciones.
  • Pueden ser usados a diario u ocasionalmente combinándolos con tus anteojos.
  • Algunos de ellos tienen protección UV.
  • Con la última tecnología implementada muchas personas hoy pueden usar lentes de contacto, incluidas aquellas con alto astigmatismo o las que usan anteojos multifocales.
  • Ofrecen menor distorsión por estar encima de la córnea.
  • Mejor visión periférica, ya que no limita el campo visual.
  • No tienen reflejo ni se empañan.
  • Son muy cómodos de usar, pues son suaves y flexibles.
  • Son fácil de manipular
  • No hay una edad límite para su uso.
  • Puedes combinar su uso con tus anteojos de sol.
  • Puedes usar lentes de contacto en visión de lejos y encima anteojos para visión próxima si ya eres présbita.

Como seguramente te estás haciendo muchas preguntas en este momento, la doctora Catalina Mariño, optómetra y Directora científica de Lafam te responde algunas, como, por ejemplo:

¿Cuál es el lente de contacto más adecuado para mí? Para saber cuál es el mejor lente, es necesario revisar y saber cómo está la córnea, conocer un poco de ti, cómo es tu estilo de vida, actividad laboral que realizas, si practicas algún deporte, o simplemente, lo que buscas. Por ello es muy importante que visites al especialista, oftalmólogo u optómetra, para que te dé el diagnóstico y la fórmula indicada y la clase de lentes de contacto más adecuados para ti.

¿La fórmula de lentes de contacto es distinta de la de mis anteojos? Sí. La fórmula que se elabora para lentes de contacto tiene información muy diferente y específica, relacionada básicamente con la curva base, la cual se utiliza para amoldar la curva del lente a la de tu ojo; y también incluye el diámetro, necesario para adaptar el ancho del lente a tu ojo.

¿A qué edad se puede empezar a usar lentes de contacto? No hay una edad mínima. Si bien muchas personas comienzan a usarlos en la juventud, o más temprano, es decir, en la adolescencia, hoy nos llegan muchos niños que prefieren usar lentes de contacto.

Como puedes ver, la tecnología está en todo y también, en la fabricación de las soluciones visuales como los lentes de contacto, que hoy en día son elaborados con altos estándares y en materiales avanzados para resistir diferentes condiciones climáticas o el uso prolongado y manipulación de cada persona, entre otros aspectos. Pero sin duda, la gran ventaja es la presencia de la ciencia por tratarse de nuestros ojos, la cual, a lo largo de los años ha trabajado para desarrollar este perfecto ‘dispositivo’ que además de proveernos una mejor visión, nos ofrece comodidad, libertad y por supuesto, nos garantiza la salud, ante todo.

Si ya tomaste la decisión de probar cómo te iría con unos lentes de contacto, te esperamos en Lafam. Pásate por alguna de nuestras tiendas ópticas y/o clínicas, donde podrás consultar gratis con uno de nuestros especialistas, quien te aconsejará cuáles son los lentes adecuados para ti.


Acerca de GrandVision Lafam
Lafam fundada en 1970 en Bogotá, en 2011 entró a formar parte del grupo holandés GrandVision, líder mundial del retail óptico presente en 44 países. En Colombia, GrandVision Lafam cuenta con 125 tiendas en 26 ciudades y 3 clínicas en Bogotá, Cali y Barranquilla. Para más información consulte www.lafam.com.co

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente