Un total de 80 kilogramos de explosivo de gran capacidad, tipo ANFO, una subametralladora, una granada de fragmentación, tres proveedores de armas largas, equipos de comunicaciones y prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares, fueron hallados en un depósito subterráneo en el área rural, del departamento de Sucre.

El material de guerra que se encontraba dispuesto en tres canecas de plástico y enterrado a más de un metro de profundidad, fue hallado luego de que tropas de Infantería de Marina y efectivos de la Policía Nacional, ingresaran en el área selvática, para dar con la ubicación del depósito ilegal, conocido comúnmente como caleta.

El material incautado al parecer pertenecía a los extintos grupos armados organizados que delinquían en la región de los Montes de María. Este resultado se produce, gracias a la información de alto valor consolidada a través de la Red de Participación Cívica, como muestra del fortalecimiento del trabajo articulado entre la Fuerza Pública y la población civil, quienes de manera desinteresada trabajan de la mano con las autoridades para eliminar en forma contundente, los vestigios de la violencia vivida en esta región, hace más de 19 años.

Los explosivos fueron destruidos de manera controlada, por parte personal experto del Grupo de Explosivo y Desminado de la Armada de Colombia, mientras que el material de guerra extraído, fue puesto a disposición de la Fiscalía seccional No.9, en Sucre.