La Policía de Calcuta ha recuperado este lunes el cadáver de Chanchal Lahiri, el ilusionista que desapareció el día interior tras sumergirse atado de pies y manos en el río Hugli, mientras recreaba un truco de escapismo popularizado hace casi un siglo por Harry Houdini, informa Times of India.

Posteriormente, el cuerpo fue identificado por el hermano del fallecido. Los investigadores señalaron que Lahiri cometió varios errores durante la ejecución del espectáculo.

Así, el ilusionista llevaba puesta ropa demasiado pesada e incómoda, la cual habría dificultado sus movimientos bajo el agua. Además, sus asistentes tardaron casi 15 minutos en percatarse de que algo no andaba bien tras sumergirlo en el río.

Según algunos reportes, Lahiri, de 41 años y conocido por el nombre artístico de ‘Mandrake’, se desplazó en una embarcación hasta la parte más ancha del río, desde donde fue sumergido con una grúa.

El público que observaba el espectáculo comenzó a preocuparse tras esperar varios minutos sin que el mago saliera a flote, tal y como estaba previsto.

Algunos testigos afirmaron haber visto a Lahiri en el agua luchando por liberarse de sus ataduras y pidiendo ayuda. Momentos más tarde, equipos de emergencia acudieron al lugar y comenzaron a buscar al desaparecido.

La operación de rescate continuó hasta la noche y debió ser interrumpida por la falta de visibilidad. En esos momentos, las autoridades especularon que el cuerpo de Lahiri pudo haber sido arrastrado por la corriente.