Arqueólogos han descubierto en Saqqara una tumba de un alto funcionario de la dinastía V de Egipto que se remonta a hace 4.400 años, según lo anunció este sábado el ministro de Antigüedades de Egipto, Khaled al-Anani. En el país no recuerdan un hallazgo tan único y excepcional en décadas, reconoció el ministro, informan medios locales.

El ministro detalló que la tumba contiene 45 estatuas de piedra que representan a este funcionario y a su familia. Además, encontraron pinturas «excepcionalmente bien conservadas» en las paredes de la sala que también muestran a este hombre junto con su esposa, madre e hijos.

Debajo de la tumba los arqueólogos hallaron cinco pozos secretos sellados e intactos, a excpeción de uno, que está vacío.

Según Mustafa Waziri, secretario general del Ministerio de Antigüedades de Egipto, la tumba podría pertenecer a un sacerdote cercano al faraón Neferirkara que reinó aproximadamente entre los años 2458 y 2438 a.C.

Saqqara es el emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis ubicada a unos 30 kilómetros al este de El Cairo, la capital egipcia. Asimismo, la famosa pirámide de Zoser, tumba del faraón homónimo, se encuentra cerca del lugar del hallazgo.