Hamilton achaca su mala salida de Monza a un error en el embrague

295
  • El inglés confiesa que es un problema preocupante y similar al de Rosberg en Alemania
  • Buscará soluciones antes de Singapur: “Es lo primero que vamos a discutir el martes”

Las investigaciones del equipo Mercedes apuntan a un problema en el sistema del embrague como causa de la mala salida de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Italia, según ha confirmado el británico ante los medios de comunicación desplazados al circuito de Monza. La marca de la estrella ha vuelto a revivir de esta forma la incidencia técnica que frustró el arranque de Nico Rosberg hace un mes en Hockenheim, si bien esperarán hasta la próxima semana para extraer conclusiones más certeras al respecto y evitar problemas en la próxima carrera de Singapur.

Me han dicho que no ha sido un error humano o de pilotaje. Seguimos teniendo inconsistencias en el embrague, como ocurrió con Nico en Alemania, y este año nos ha perjudicado mucho. El procedimiento no ha sido exactamente como tenía que ser, pero por desgracia he deslizado mucho al principio”, explicaba Hamilton, quien ha conseguido remontar desde la sexta posición hasta la segunda gracias al buen ritmo del W07 Hybrid con los neumáticos blandos.

Según Hamilton, los cambios que implantó la FIA en el procedimiento de las salidas a principio de año han perjudicado en especial a la configuración de Mercedes, donde se centran en explorar soluciones de cara a las próximas carreras. “Antes nos podían decir la temperatura del embrague y era más fácil, pero ahora es más complicado saber si el embrague va a funcionar correctamente o no”.

“El martes es lo único de lo que vamos a hablar, porque el resto de cosas que estamos haciendo han ido muy bien. Obviamente, nunca dejamos de mejorar y aprender. Hoy hemos vuelto a aprender, el equipo está trabajando muy duro y no es algo de fácil solución. Hemos hecho mejoras con salidas mas consistentes pero seguimos estando perjudicados por ese asunto cada fin de semana”, apuntaba en este sentido.

Por otro lado, Hamilton lamenta que la falta de agarre en los neumáticos le impidiera exprimir el ritmo del monoplaza hasta llegar a la posición de Rosberg, distanciado en el liderato gracias a su solvencia en las primeras vueltas. “Estaba por momentos a 15 segundos y he logrado rebajarlo hasta los ocho o nueve. Por desgracia, era ya un margen demasiado grande y con los neumáticos que tenemos ahora era difícil dar el máximo. Era ya una carrera encaminada para Nico y yo tenía que maximizar los puntos”.

“Reducir quince segundos supone recortar entre tres y cuatro décimas por vuelta, eso es mucho tiempo y me hubiera quedado sin neumáticos hasta el final. Quizá no, pero si me llego a acercar igual luego no hubiera tenido tiempo para adelantar, especialmente cuando estas tan atrás. Si estuviera a ocho segundos, podría haber reducido la distancia y ejercer mas presión, pero son 15 segundos, es una gran distancia para los neumáticos que tenemos ahora. Si tuviera agarre para hacer vueltas de clasificación, estaría bien, pero no lo hay“, sostiene el tricampeón.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente