Hay una floración de algas del tamaño de México en el mar de Arabia

91

Una floración de algas del tamaño de México ha aparecido en el Mar Arábigo, gracias a una creciente ‘zona muerta’ en el Golfo de Omán.

No es la primera vez que la acumulación de limo verde ha aparecido durante invierno, pero la floración ahora se extiende todo el camino desde las costas de Omán en el oeste, a India y Pakistán en el este, convirtiendo las olas en una especie de “guacamole”, según un biólogo de la NASA. Y como es de esperarse no es una buena señal para el ecosistema local.

Mientras que estas floraciones de algas podría verse bastante desde el espacio o por la noche, pueden tener consecuencias graves. No sólo huelen y se ven terrible, estas floraciones pueden accionar la liberación del amoníaco que envenena la vida marina cercana.

Esta floración del tamaño de México se está formando dos veces al año en el Mar Arábigo, y las imágenes de satélite de la NASA muestran que está creciendo.

Entonces, ¿qué está pasando aquí? La floración de algas es causada por Noctiluca scintillans, que son dinoflagelados microscópicos. Estos dinoflagelados son criaturas diminutas y extrañas que se alimentan de plancton y absorben energía del Sol a través de algas microscópicas que viven dentro de sus células. En un ecosistema marino típico, constituyen sólo una pequeña parte de la cadena alimentaria. Pero cuando hay una acumulación de plancton, pueden formar floraciones masivas que comienzan a dominar el área local. Y eso no es bueno para el medio ambiente.

“Cuando la célula se desmorona, el amoníaco se libera y la floración masiva podría convertirse en una nube mortal”, explicó la escritora y bióloga Lisa Gershwin.

Otro de los grandes problemas de esto es que cambia el sabor del agua, causando la muerte de peces en todo el mundo y es nocivo pescar.

Esa es una amenaza masiva para la industria local, ya que la pesca sostiene a alrededor de 120 millones de personas que viven en el borde del Mar Arábigo. Lo más preocupante es que está aumentando.

Aún no es muy claro lo que ha causado éste parche verde sin oxígeno, pero los investigadores tienen la hipótesis de que tiene algo que ver con el rápido crecimiento en la región en los últimos 30 años, así como el aumento de las aguas residuales.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente