El colosal avión anfibio chino, el AG600, concluyó con éxito su primer despegue y aterrizaje sobre el agua.

El fabricante de la aeronave, la Corporación de la Industria de la Aviación de China (AVIC), precisó que la maniobra se realizó en la provincia de Hubei, centro del país.

Los expertos de la empresa sometieron al hidroavión a distintas pruebas durante dos meses.

AG600

Con 36,9 metros de longitud, 38,8 metros de envergadura y 53,5 toneladas de peso máximo de despegue, el AG600 es el avión anfibio más grande del mundo destinado a operaciones de rescate y extinción de incendios. La autonomía de vuelo es de 4.500 kilómetros.

Durante el primer vuelo de prueba, que tuvo lugar en diciembre de 2017 y duró 64 minutos, el avión alcanzó una altitud máxima de 3.000 kilómetros.

Dotada de cuatro motores turbohélice, la aeronave es capaz de recoger unas 12 toneladas de agua en 20 segundos.

La primera entrega del AG600 está prevista para 2022.