“Historias dispersas”, retrata el sufrimiento que viven muchas mujeres

1330
Portada del libro "historias dispersas"

Cada día seguimos atiborrándonos de alta tecnología. Históricamente, se ha comprobado que el ser humano es capaz de lograr todo lo que su mente pueda visualizar. De hecho, este se ha obsesionado tanto con los elementos artificiales y la inteligencia artificial que su nueva meta es poder habitar otros planetas. Sin embargo, lo que deberíamos hacer todos es disfrutar al máximo esta irrepetible existencia, antes de pensar en viajar a la luna o vivir en otros mundos inexistentes. Vivamos sin odio, sin rencor, sin envidia, sin hipocresía, sin competencia; vivamos con intensidad y genuina hermandad cada segundo y olvidémonos de las apariencias. Duele profundamente en el alma que los derechos humanos sean atropellados e irrespetados por quienes carecen de buenos sentimientos o se creen inmortales en este mundo.

La violencia contra las mujeres es una pandemia letal y tristemente histórica. Hoy, más que nunca, se ha despertado la consciencia sobre este problema que debemos resolver con urgencia. Es un compromiso de todos erradicar este mal que tanto luto ha causado a nuestra sociedad. Este es un llamado para todos sin excepción. En este instante, en alguna parte del planeta tierra, hay mujeres que, sin importar edad, color de piel, credo, nacionalidad, nivel social o académico, están viviendo realmente un infierno a causa de la violencia de género, provocada, mayormente, por un hombre que puede ser su jefe, amigo, conocido, familiar o lamentablemente su pareja sentimental. En muchos países estas personas, que son una vergüenza total para la comunidad general, pero en especial para los hombres que sí respetamos, valoramos y honramos a las mujeres y a todo ser vivo, quedan en absoluta libertad porque tienen influencias, fama o dinero. Así que, transgreden la ley y toda justicia social y además, quedan impune sus actos.

Francely Navarro, la caricatura es del reconocido artista salvadoreño Atilio Munguía. Foto: cortesía

Historias dispersas” es un libro que contiene 11 cuentos. Su autora, Francely Saharith Navarro Hernández, es periodista, escritora, poeta, activista y defensora de los derechos humanos. Entre los principales temas que el lector encontrará en esta obra narrativa, destacaré los siguientes: pasión, tristeza, muerte, desesperación, ansiedad, crueldad, venganza, traición, violencia y odio. Hay elementos mágicos y fantásticos, además de una férrea defensa de los derechos humanos. Estas historias están narradas con un lenguaje metafórico, poético y, en ocasiones, coloquial; además, son un auténtico retrato del empoderamiento femenino. Advierto al lector que la mayoría de los finales de los cuentos terminan trágicamente. La temática central del libro gira en torno a la mujer que se ha cansado de vivir en una sociedad de múltiples desigualdades, en la que la injusticia y el abuso es visto como algo normal; por ello, las protagonistas se hartan de la violencia y de que se irrespeten sus derechos y reaccionan en su defensa tomando la justicia en sus manos. De esta forma, se redime de la pesadilla que le ha tocado vivir, utilizando estrategias inesperadas para el lector.

A lo largo de la historia, han existido valientes e innumerables mujeres que han sabido defender sus derechos. Muchas lo han manifestado a través del arte plástico o literario. Es relevante subrayar que en estos últimos años, las redes sociales se han convertido en el medio idóneo para que ellas expresen, abiertamente, la espantosa historia que han vivido o están viviendo, provocada por el machismo a ultranza que parece expandirse con fuerza por distintos gremios de la sociedad. En este libro la autora, a través del arte literario, ha elevado su voz de protesta en pro de los derechos de la mujer. Nos invita a reflexionar sobre el sufrimiento que viven muchas de ellas y denuncia las incontables ocasiones en las que no reciben el apoyo de las autoridades ni de los familiares.  Trágica realidad que muchas mujeres sufren al ser víctimas de conductas inaceptables por parte de sus agresores.

Si te fascina y motiva leer novelas de crimen o la llamada “novela negra”, este libro ha sido escrito para ti: cada historia retrata una realidad cruda de la vida cotidiana para meditar. Si por el contrario, estás viviendo algo similar a alguno de estos relatos, impregnados de dolor físico y emocional, entonces este contenido podría apoyarte a salir de ese túnel oscuro de una vez y por todas, a salir de esa tóxica relación que no te deja disfrutar de tu vida ni de tu grandeza.

Por otro lado, a los lectores hombres les aseguro que en estas páginas aprenderán a valorar, amar, cuidar y apreciar en todo momento a la mujer. Si eres de esos que se han “programado” para maltratar, humillar, desprestigiar y manipular a las mujeres, al leer este libro entenderás que si sigues comportándote vilmente con ellas, en cualquier momento podrías protagonizar algunas de estas historias que no tienen final feliz. El contenido de este libro no es apto para niños, primero porque no está dirigido a ese sector de la población y segundo por la crudeza con la que está descrita la violencia.

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
Escritor y poeta