Hombre de confianza de Hugo Chávez cree que Maduro sí abandonó el cargo

570

Fue hombre de confianza de Hugo Chávez, siempre ubicado en puestos estratégicos militares y de un alto perfil en las Fuerzas Armadas, durante los años de mayor popularidad del fallecido líder de la Revolución.

El mayor general Cliver Alcalá Cordones, chavista, pero no Madurista. Ha sido un duro crítico de quien es hoy el sucesor de quien, por años, lo mantuvo en las altas esferas del poder.

En conversación exclusiva con Caracol Radio, habla de la crisis que vive el país como la peor de los últimos tiempos, y aunque no se identifica con el liderazgo opositor, cree que Maduro sí dejó de cumplir con sus responsabilidades constitucionales a favor del pueblo.

“Si no lo hubiese abandonado, no estaríamos viviendo la peor inflación de país alguno en el mundo. No tendríamos las cifras de muertes que se generaron en 2016, la fuga de seres humanos que se fueron del país, las condiciones económicas y sociales que tenemos en este momento que son degradantes”, dice indignado el militar en situación de retiro.

Y termina su punto de vista sobre el tema del abandono de cargo asegurando que Nicolás Maduro “por estar sentado en Miraflores, no indica que está ejerciendo” pues desde su perspectiva, hace mucho tiempo él (Maduro) dejo de ser el presidente de todos los venezolanos.

OLP contra los políticos con apoyo de las Fuerzas Armadas

Para Cliver Alcalá el gobierno aplica una OLP (Operación de Liberación del Pueblo) contra políticos y todo aquel que lo adverse, refiriéndose a los fracasos de estos operativos de seguridad que han dejando decenas de denuncias por violación de derechos humanos, todo para mantenerse por la fuerza en el poder. Alcalá señala a la Fuerza Armada, la misma que integró por años, de participar en este plan.

El gobierno estaría aplicando según el militar, una nueva fase de abusos a la Constitución, a los DDHH, a los derechos políticos, económicos y sociales.

“(La Fuerza Armada) está generando una guerra sin pueblo. Esta es una verdadera guerra la que está estableciendo en este momento… contra aquellos que piensan distinto, aquellos que difieren de la ética de este gobierno”, asegura en fuerte crítica a la institución militar.

Gobierno débil

Cree el mayor general, que el gobierno replica sus acciones represivas de 2016 “como muestra total de su debilidad”. Es un abuso continuado dice, poniéndole términos prácticos a la realidad que percibe del país.

Acusa al Vicepresidente recién electo Tareck El Aissami de utilizar sus influencias en el estado donde era gobernador, antes de ser nombrado, para adelantar la cacería contra adversarios y opositores.

“Es un gobierno que ejerce funciones de gobierno sobre el abuso de la Constitución, del saqueo que le han hecho al país. Venezuela se encuentra saqueada por un grupito que hoy quiere continuar saqueando al país”, denuncia sin tapujos Alcalá.

Estrategia anti-golpe

La existencia de un “comando anti-golpe” es para el mayor general Cliver Alcalá una nueva fase aplicada para mantenerse en el poder, a como dé lugar “es otra estrategia, que no nace en Venezuela, sino de asesores que deben estar cobrando muy caro”, agrega con suspicacia.

Sugiere cambiar la estrategia a otra que aporte soluciones a los principales problemas del país. “Antes de pensar en comando anti-golpe, deberían hacer comandos para recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos”.

Detrás de los “traidores”

Cliver Alcalá, es del pequeño grupo de chavistas, que se distanciaron de Nicolás Maduro cuando tomó el poder y se ubicaron en la acera de enfrente, sin sumarse a las filas opositoras. Los “Traidores”, los llaman los más radicales revolucionarios.

El oficial cree que el gobierno es experto en generar rumores para provocar una estampida entre quienes temen consecuencias, por enfrentárseles. Pero dice saber que los casos concretos que existen, dejan ver un gobierno capaz de violar las leyes y no respetar la constitución.

Acusa al de Maduro como un gobierno irrespetuoso de los derechos ciudadanos y políticos y da como ejemplo el caso de uno de sus excompañeros del chavismo, Raúl Isaías Baduel, de los más cercanos a Chávez. Baduel, devolvió a Hugo Chávez al poder en 2002 y fue Ministro de la Defensa en 2006. Hoy está preso por un caso de corrupción, que según el propio General, es un pase de factura en su contra por haber abandonado el ideal revolucionario, y decidido adversar a Hugo Chávez.

“Con el sr. general Baduel, no tenía yo buenas relaciones, por la propia causa que lo llevó a estar detenido, pero ya pagó su pena, y se le deben respetar sus derechos ciudadanos”, apunta en su defensa Alcalá.

Ante los rumores de que el exministro de Interior y Justicia Miguel Rodríguez Torres, quien es uno de los actuales críticos del madurismo o él, pueden ser los próximos en la lista de perseguidos, Alcalá Cordones responde “yo no voy a hacerle el juego a esta patraña… yo no he violado mi compromiso con la patria”, haciendo alusión al juramento que hizo al ingresar a la Academia Militar de proteger la nación y sus instituciones “hasta perder la vida si fuese necesario” juramento que está dispuesto, según dice, a seguir cumpliendo hasta las últimas consecuencias.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente