En la ciudad Longyan en la provincia de Fujian, china, un hombre se apoderó de un autobús e invistió contra transeúntes, matando al menos 8 personas e hiriendo a otras 21.

Según reportes de diferentes medios locales, el atacante fue detenido por la Policía pero que sus motivos se desconocen por el momento.

A través de las redes sociales se han publicado diferentes imágenes desde el lugar de los hechos que muestran la zona cubierta con escombros y vehículos dañados, así como heridos en el suelo. Entre las víctimas mortales hay un agente de Policía.

Se informa que el individuo utilizó un cuchillo para secuestrar el autobús.