Honda gasta siete tokens en su evolución para Spa

299
  • Buscan mejorar la eficiencia interna
  • Sólo les restan tres tokens por utilizar este año

Esta temporada 2016 está sirviendo a la formación McLaren Honda para realizar diferentes mejoras integrales en toda su unidad de potencia. Una vez estabilizados los problemas más graves que tenían, en concreto con su turbo, más frágil y pequeño de lo que esta era necesitaba, la pretemporada permitió dar un gran paso adelante en la regeneración de energía, un trabajo que se terminó de completar con los cambios realizados en Canadá, y que ofrecieron una corriente adecuada de energía regenerada.

Tras ello el siguiente paso fue centrarse en el motor, con algunas evoluciones que permitieran dar un paso adelante en el caballaje y la potencia producida. Un trabajo iniciado en la carrera de Silverstone, y que tendrá en este GP de Bélgica el punto más importante. Y es que, según informa Autosport, Honda utilizará siete de los diez tokens que quedaban a su disposición este año en una mejora completa del motor y del turbocompresor, que tendrá en el incremento de la eficiencia el objetivo principal.

El nuevo motor de combustión interna (ICE) recibirá la mayor cantidad de tokens, cinco en total, con algunas modificaciones en la cámara de combustión y en los sistemas de entrada, algo que vendrá complementado de una nueva gasolina procedente de su proveedor ExxonMobil.

En el área del turbo el objetivo es seguir aumentado la energía recuperada, con el objetivo de que ello contribuya a reducir el consumo en carrera, al sustituir combustible por energía en una mayor proporción. Esto supone que será la tercera mejora en esta área de la temporada, pero no será la última, ya que podría ser posible que en la gira asiática, ya sea en Malasia o Japón, pueda llegar una evolución final en el turbo que complete los tres tokens restantes.

También han reportado fuentes próximas a Autosport que la mejora no será excesivamente significativa en tiempos de vuelta, pero sí que supondrá un importante paso adelante en manejo y funcionalidad, y que buscará dar a los pilotos una mayor comodidad con la respuesta del motor, especialmente en fase de salida de curva y final de recta, y permitirá ayudar al desarrollo del nuevo motor de Honda para 2017.

Con todos estos cambios, tanto Fernando Alonso como Jenson Button realizarán un cambio completo de componentes de la unidad de potencia sin penalización, lo que hará que Alonso tenga la quinta unidad en uso y que Button tenga los componentes del motor de combustión interno, turbo y el ERS en quinta unidad, y el área electrónica avance hasta cuarta

Esto, por tanto, les dejará sin nuevos elementos antes de entrar en penalización, algo que pone en duda la llegada de la última evolución y que entraría en conflicto con la intención de Honda de no penalizar en esta temporada.