No ve lógico desplazarse tanto para probar en pretemporada

Cree que Barcelona es una solución mucho más adecuada para todos

Una vez anunciado el calendario provisional, que arrancará con un doble fin de semana de carreras en Australia y China a finales del mes de marzo y comienzos del mes de abril, respectivamente, el calendario de pruebas es aún una incógnita. Con sólo dos escenarios posibles, el trazado de Bahrein o el de Barcelona, hay una profunda división entre los partidarios de los dos destinos, siendo el factor climático el principal punto discordante junto con el del dinero.

Para Christian Horner, director de Red Bull, ir a rodar a Bahréin supone un alto coste que no están dispuestos a asumir muchas escuderías, por lo que considera que para hacer allí el trabajo sería necesario obtener una contribución de Pirelli.

 “El escenario es muy simple, si Pirelli quiere que vayamos a probar a Bahréin después de todas las pruebas que hemos hecho con el coche que hemos construido para el momento y si quieren que los equipos prueben para su propio beneficio en un clima cálido deberían contribuir con los gastos, que pueden ir desde 300.000 a 750.000, dependiendo de la logística. Parece injusto obligar a los equipos con ello cuando en Barcelona hay un clima adecuado para ir a probar”.

También ha querido recordar que las primeras carreras de la temporada se realizarán con unas temperaturas bajas, por lo que si se quieren hacer pruebas en calor considera que la mejor opción sería hacer el test post carrera allí.

“No olvidemos tampoco las primeras carreras, Melbourne puede ser un poco frío, como China, Bahréin es una carrera nocturna y en Rusia puede estar en las carreras frías, así que quizás una solución más sensible sería estar en Bahréin tras la carrera en vez de hacer el test de temporada en Barcelona, con todo el personal y el equipo ya allí. Creo que en Austin habrá una reunión para discutirlo”, ha concluido.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente