Hoy, cierre parcial de la Avenida del Consulado en el barrio Los Angeles

La restricción aplica entre las carreras 60D y 60 y se extiende durante un mes

1795

A partir de hoy, 27 de octubre de 2022 y durante un mes, queda cerrado un tramo de la avenida del Consulado, a la altura de las carreras 60D y 60 del barrio Los Ángeles para iniciar la reparación por emergencia de un tramo del colector del sistema de alcantarillado sanitario que atraviesa esa zona.

Estos cambios en la movilidad se establecen considerando un Plan de Manejo de Tráfico elaborado por Aguas de Cartagena con el acompañamiento del DATT, para disminuir el impacto generado por el cierre parcial de esta importante arteria vial, que cuenta con dos carriles en ambos sentidos de circulación noroccidente-suroriente.

Las obras civiles de intervención de la tubería de 500 milímetros de diámetro contemplan la sustitución de 67 metros de red en PVC, en diámetros de 600 milímetros y la realización de los respectivos empalmes.

Los trabajos de reparación son urgentes debido a que ese segmento del colector del sistema de alcantarillado, “Calamares-Consulado”, cumplió su vida útil, lo cual impide el correcto funcionamiento para la evacuación de las aguas residuales domésticas provenientes de la cuenca del barrio Los Calamares, Camagüey, Tacarigua, La Troncal, Buenos Aires y Los Ángeles.

Debido a estas restricciones viales, los vehículos de carga se desviarán por la carrera 59 hacia la Avenida Pedro de Heredia, en donde podrán continuar con su recorrido hacia sus destinos. Entre tanto, para el tránsito de automotores livianos, se generará un contraflujo sobre la carrera 60 donde podrán reincorporarse a la Pedro de Heredia.
Auxiliares de tránsito estarán apoyando con el control y la regulación vial de los vehículos provenientes de la carrera 60 hacia la Avenida del Consulado y viceversa.
Los peatones dispondrán de los andenes existentes con senderos debidamente señalizados para garantizar la segura movilización.

Acuacar agradece a la comunidad su comprensión y ofrece excusas por las incomodidades causadas con ocasión de la atención a esta contingencia, indispensable para continuar garantizando un buen servicio de alcantarillado.