http://elsolweb.tv/protege-tu-informacion-y-notebooks-durante-las-vacaciones/

354

Escuchar músicaTodos hemos escuchado música melancólica para hacernos sentir mejor en algún momento de nuestras vidas, pero ¿por qué doblar  la tristeza nos ayuda a elevar el ánimo?

 

Un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Durham en el Reino Unido y la Universidad de Jyväskylä en Finlandia,  reveló lo que está pasando dentro de nuestro cerebro cuando escuchamos música y cómo coincide con nuestros sentimientos, al parecer la música triste puede ser agradable,  en lugar de ser deprimente, ya que provoca recuerdos positivos que pueden ayudar a levantar nuestro estado de ánimo.

 

Durante dicho estudio analizaron  tres estudios a gran escala, abarcando  2,436 personas en total, y se encontró que había un amplio espectro de respuestas a las canciones melancólicas. Sin embargo, tres respuestas clave se destacaron en particular: el placer, la comodidad, y el dolor. Estas reacciones han sido provocadas por los recuerdos felices o tristes que la música provoca.

 

El psicólogo Adrian North, de la Universidad de Curtin en Australia, asegura que hay dos grupos de posibles explicaciones de por qué nos gusta escuchar música triste: la psicología social y laneurociencia cognitiva.

 

En términos de la psicología social: nos sentimos mejor con nosotros mismos si nos centramos en que alguien se siente peor, a esto se le llama comparación social descendente. Por otra parte a la gente le gusta escuchar la música que refleja el tono de sus circunstancias actuales de la vida.

La neurociencia: estudia los procesos químicos que suceden dentro de nuestra mente.

 

Algunos científicos creen que la música melancólica está ligada a la hormona prolactina,una sustancia química que ayuda a reducir el dolor. El cuerpo está preparando para adaptarse a un evento traumático, y cuando ese evento no sucede, el cuerpo se queda con una mezcla agradable de opiáceos sin lugar a donde ir. También sabemos que escuchar música libera dopamina.

 

¡Así que ya lo sabes! Un remedio para agregar felicidad a tu vida…


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente