Huyó de la crisis en Venezuela, escapó de China por el covid-19 y ahora vive la invasión rusa en Ucrania

1380

El joven venezolano, Guillermo López, contó su historia de cómo huir de la crisis en Venezuela y escaparse de China para quedar atrapado en Dnipro, es cual es una zona de Ucrania cerca de las regiones separatistas que Putin reconoció como independientes.

López vive desde hace dos años en la ciudad de Dnipro al este de Ucrania,  junto con su esposa y sus dos pequeños hijos, como la mayoría de los venezolanos que tuvieron que huir de la crisis socialista perpetrada por el extinto presidente de Venezuela, Hugo Chávez y el líder del régimen Nicolás Maduro.

Guillermo es odontólogo y músico de oficio, narró cómo se enteró que Putin dio la orden de atacar a Ucrania el pasado jueves 24 de febrero.

“Mi esposa me despierta y me dice que ya comenzó todo, que comenzaron los bombardeos”, confeso.

“Es como cuando escuchas una detonación a lo lejos pero que la onda llega hacia ti. Inmediatamente nos despertamos, empezamos a leer las noticias y nos dimos cuenta de que, de verdad, todo había comenzado”, sentenció.

Guillermo compró alimentos y cargó baterías para resguardarse junto a su familia, ya que su esposa quien es ucraniana recibió las coordenadas de dónde están los búnker en todo Dnipro, por ello decidió no huir del país.

«Muchísima gente me ha preguntado en las redes sociales, ¿por qué no se van?, primero que todo y sinceramente me da terror, no solo por mí, sino poner a mi familia en riesgo. Segundo, los espacios aéreos están cerrados, las fronteras están cerradas, por ser hombre entre 18 y 60 años no quiero correr el riesgo de dejar a mi familia sola y lo que hemos escuchado de las autoridades es que la mejor opción ahorita es quedarse y resguardarse en la casa», explicó.

López indicó que a pesar de ser residente ucraniano no está dispuesto a tomar las armas y defender a Ucrania de la invasión rusa, por miedo a dejar a su familia sola.

Debido al conflicto todos los eventos en Ucrania se han cancelado, por lo cual Guillermo no tiene trabajo actualmente, además explicó que le ha tocado huir de Venezuela y también de China cuando inició la pandemia por covid-19

«Salí de Venezuela por el chavismo, me fui de China por el COVID y ahora estoy en Ucrania, me tengo que reír porque es verdad. Yo debería estar en otro país ahorita, debería estar en Qatar trabajando como músico, pero por todo el tema de Ómicron, tuve que devolverme a Ucrania y doy gracias a Dios que a pesar de todo esto que está sucediendo, estoy con mi familia, porque allá me estuviera volviendo loco. Todo esto es horrible, pero estoy con mi familia», contó.

El venezolano tuvo que explicarle a sus hijos la situación actual que se vive en Ucrania, además de porque no podía hacer sus actividades diarias como ir al colegio.

Su familia en Venezuela están muy preocupados, por lo cual se encuentra en comunicación constante con ellos.

«Mi papá me acaba de decir que me vaya a Venezuela, que me extraña y es entendible porque es el mismo sentimiento que yo tengo porque me gustaría estar en mi casa, en mi hogar, desarrollándome como profesional, teniendo a mi familia alrededor, pero ahorita hay que esperar a que todo esto pase, resguardar la salud, tener fortaleza y después veremos qué decisión vamos a tomar», narró.

Guillermo se fue a Ucrania para estar junto a su esposa y sus hijos, luego de haber vivido seis años en China y por culpa del covid-19 tuvieron que abandonar el país asiático.

«Yo salí de Venezuela a China por una oportunidad, allá viví y trabajé seis años y fue donde conocí a mi esposa, cuando quedó embarazada de mi primer hijo, vinimos a que ella lo tuviera en Ucrania, después volvimos por tres años más a China con nuestro hijo, pero a raíz del COVID nos fuimos asustados porque allá empezó la pandemia y dejamos la mitad de las cosas allá. Seis años de nuestra vida los tuvimos que meter en cajas y mandarlos para acá. Yo me tuve que ir a EEUU por un mes, pero allá también llegó el COVID y me quedé atrapado seis meses y apenas abrieron los vuelos me vine directo a Ucrania y desde entonces vivo acá con mi familia», narró.

El venezolano aseguró que tiene mucha esperanza en que todo va a salir bien, que siente que esa es una cualidad que lo caracteriza como venezolano, que dentro de las adversidades y la tensión, siempre hay que tener la fortaleza de sonreír para transmitirle esa energía a su familia y poder encontrar la paz y la libertad que tanto anhelan.

Redacción ElSol con información de Infobae