Como Betinho, fue identificado el hombre que conmovió la paz de lo que debía ser una boda tranquila y repleta de felicidad.

El hecho ocurrió en Limoeiro de Anadia, provincia Alagoas de Brasil, cuando un hombre ingresó a una capilla durante una ceremonia de casamiento, reseña Infobae.

Vestido con una camisa de varios colores, ingresó caminando detrás de la novia y del padrino en la Iglesia Nuestra Señora de la Concepción, llegó hasta la primera de las filas, sacó su arma y disparó varias veces. Su objetivo era asesinar a Cícero Barbosa da Silva, a su hijo Edmilson Bezerra da Silva y a una mujer, que no fue identificada.

El camarógrafo estaba capturando lo que debía ser el momento más feliz de la pareja y detrás se podía ver a Betinho caminando muy cerca de ellos. Al disparar, los invitados y testigos comenzaron a gritar y a correr por toda la iglesia.

Sobre el final de la grabación, puede verse cómo el autor se marcha caminando tranquilamente y desaparece entre la multitud que miraba asombrada la masacre que había intentado perpetrar. Los heridos fueron llevados de urgencia a un hospital de la zona, donde permanecen internados, aunque fuera de peligro.

Al parecer, Betinho pretendió vengar la reciente muerte de su hijo y culpa por ello a Edmilson, quien resultó herido.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente