Muchas personas no saben el significado exacto de los conceptos de Iglesia Católica y católicos. Históricamente, se atribuye a San Ignacio de Antioquía (Antioquía es una región de Turquía), el uso de la frase Iglesia Universal (en la redacción de la célebre Carta a la comunidad de Esmirna.

Entonces, el vocablo “católico” proviene del idioma griego (katholikós o katholikí, que quiere decir universal). Luego, ese concepto fue adaptado a la lengua eclesiástica (el latín) de Roma, entonces pasó a llamarse cathólicus.

Ciertamente, el apelativo de católico no aparece explícito en el Nuevo Testamento, pero debiéramos entender que Jesucristo dijo a su discípulo Pedro que sobre su cabeza fundaría su Iglesia, y reiteramos que lo dijo en sentido singular o sea único y no en sentido plural de “iglesias”, eso sí con la pluralidad de llegar a todos los pueblos del mundo.

El apóstol San Pablo con notable sentido habló varias veces de la unidad en Cristo (de la Iglesia), por eso explica que el Padre Celestial: “Sometió todas las cosas (en materia de fe) bajo los pies de Cristo y a Cristo lo dio a la Iglesia como cabeza de todo. Pues la Iglesia es el cuerpo de Cristo, de quien recibe su plenitud (…)” Efesios 1:22-23.

Más adelante el mismo apóstol declara: “En Cristo todo el edificio va levantándose en todos y cada una de las partes, hasta llegar a ser en el Señor, un templo santo” Efesios 2: 21-22. “Y por Cristo el cuerpo entero se ajusta y se liga bien mediante la unión entre sí de todas las partes, y cuando cada parte funciona bien, todo va creciendo y edificándose en amor.” Efesios 4:16

De lo anterior se entiende que la Iglesia original fue fundada por Cristo y no por antojos de hombres, por lo tanto es universal, ya que Dios mismo es el rey del Universo. Sin embargo, algunos protestantes o anabaptistas (en realidad sectarios) dicen que la palabra católico o católica, son invenciones de la jerarquía de Roma. Además, dicen que si Jesucristo es la única cabeza, entonces no es cierto que El fundó la sucesión papal, a partir del discípulo Pedro.

Pero lo que menos quieren entender es que además de ser cierto que Jesucristo es la cabeza de la Iglesia (en lo puramente Divino), en cuanto a lo temporal, Jesús también puso sobre la cabeza de Pedro el manejo de la “Barca pescadora de hombres” hasta que se cumpla el final de los tiempos.

De los aspectos comentados debemos convencernos que, la virtud del catolicismo es precisamente su perpetuidad jerárquica, y la uniformidad de los rituales, doctrinas y la tradición representada por las enseñanzas de los Santos Padres en materia de fe y verdad sacramental, que de todas formas provienen desde los tiempos de Jesucristo y del Nuevo Pacto.

También es común decir, que la Iglesia es “Católica, Apostólica y Romana” en el sentido de que todo fiel cristiano católico pertenece como se dijo antes, a la Iglesia fundada por Cristo la cual es universal; es Apostólica al estar fundamentada en la misión sucedida a los apóstoles y es Romana al estar su sede pontificia en Roma desde su época primitiva y en vista de que el primer pontífice Pedro fue martirizado, y muerto en el monte Vaticano, entonces por tradición y sucesión allí mismo floreció la sede papal.

También es bueno considerar que, la Iglesia en el orden temporal es un Estado con distintas provincias eclesiásticas diseminadas en todos los países del mundo, pero como ya se indicó, cuya máxima cabeza o jefatura está en la Ciudad del Vaticano. Entonces, la Iglesia Católica es, la única y con verdadera autoridad en materia de doctrina espiritual para todos los hombres, por lo cual, quienes desestimen sus mandatos o se adhieran a doctrinas peligrosas, no estarán en comunión con Cristo.

Ad Maiorem Dei Gloriam

Por: Osvaldo Corrales Jiménez
Comentarista de temas cotidianos