En el primer semestre del 2018, las importaciones de equipos electrónicos regulados por el Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible – MADS, aumentaron un 7% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Así lo dio a conocer el Centro Virtual de Negocios (CVN), en un reporte donde señala que, de enero a julio de este año, han entrado al país 2’262.768 unidades de dichos equipos electrónicos.

Como consecuencia, se espera que la generación de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en el país siga en aumento. El informe Global de Residuos eléctricos y electrónicos de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) revela que el volumen de desechos electrónicos en Colombia alcanzó en 2016 las 275.000 toneladas por año (5,6 kilogramos por persona), un 9% más de lo generado en 2014.

Pero ¿cuáles son las responsabilidades de los importadores de estos equipos?
Desde la expedición de la Ley 1672 de 2013 y el Decreto 284 de 2018 que la reglamenta, comercializadores e importadores tienen obligaciones legales frente al manejo de los residuos eléctricos y electrónicos y no hacerlo bien, puede generar sanciones.

Edgar Erazo, director ejecutivo de la Corporación EcoCómputo explica que: “De acuerdo con la norma, las empresas colombianas que importan, comercializan y usan estos aparatos están obligadas a gestionar la correcta disposición, cuando estos equipos llegan al final de su vida útil y a brindarle al consumidor los espacios para la recolección de los aparatos que ya no usen”.

Es decir que, por un lado, grandes superficies, distribuidores, tiendas especializadas, importadores directos, entre otros, están obligados a prevenir el potencial daño causado por el mal manejo de los residuos; habilitando espacios de recolección en sus áreas, dando información a sus clientes sobre cómo disponer adecuadamente y/o diseñando estrategias para la devolución y recolección de éstos.

La multa por incumplimiento a la norma ambiental puede llegar hasta 5.000 SMLMV, según lo que plantea el Código Sancionatorio Ambiental, Ley 1333 de 2009. La multa depende de la gravedad del daño, explica Edgar Erazo.

Y es que, desde la casa, las personas naturales pueden pedir a los comerciantes, facilidades para devolver un aparato que ya no esté en uso. Es una ley que aplica al territorio nacional, por lo cual el Gobierno mismo es el encargado de vigilar su cumplimiento y sancionar a quienes no estén ayudando al planeta, “el artículo 6° de la ley 1672 de 2013 establece una serie de obligaciones para el Gobierno Nacional, el productor, el comercializador, el usuario o consumidor y el gestor frente a la gestión de los RAEE y se hace necesario precisar el alcance de dichas obligaciones y responsabilidades” (Decreto ley 1672 de 2013).

La Corporación EcoCómputo lleva trabajando desde el año 2012, como sistema de recolección selectiva y gestión ambiental de residuos de computadores y/o periféricos. En 2017, recolectó y realizó la gestión adecuada de 2.615 Toneladas de RAEE y durante este 2018 se ha recolectado más de 1.708 Ton de residuos eléctricos y electrónicos, alcanzando desde el inicio de sus operaciones a la fecha, más de 12.330 toneladas de residuos gestionadas.