Coincidiendo con la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2019, Royal Philips (NYSE:PHG, AEX:PHIA), líder mundial en tecnología de la salud y cuidado de madres e hijos, ha publicado nuevos datos que revelan el importante papel que las parejas pueden jugar en el proceso de la lactancia materna. Si bien la lactancia materna sigue siendo naturalmente el trabajo de la madre, las madres que amamantan necesitan el apoyo de su red circundante.

Resultados de la investigación.

Los resultados de la investigación de Philips Avent muestran que casi todas las madres encuestadas querrían que sus parejas participaran en todos los aspectos del cuidado de su bebé recién nacido.

El 65 % de las madres desean que sus parejas ayuden a preparar el biberón, mientras que el 63 % quiere apoyo para alimentar al bebé por la noche. Afortunadamente, la mayoría de los padres (81 %) quiere ayudar, pero hay algunas áreas en las que podría estar haciendo más para brindar apoyo. Mientras que la mayoría de las parejas (82 %) está involucrada en el consuelo y vigilancia del bebé, menos de la mitad (46 %) limpia los sacaleches y los biberones para la siguiente toma, y solo el 41 % dedica tiempo investigando cómo alimentar al bebé.

Esto significa que hay algunos aspectos del cuidado de un recién nacido que todavía recaen en la mamá, y existe la necesidad de una mayor educación para sus parejas. Esto se refleja en los resultados de la investigación que muestran que el 76 % de las madres piensa que se necesita más información sobre cómo sus parejas pueden apoyar el proceso de la lactancia materna. Con evidencia que sugiere que, al educar a los padres sobre los beneficios de la lactancia materna podemos duplicar la probabilidad de que los bebés sean exclusivamente amamantados durante los primeros 6 meses, este es un tema muy importante para que los nuevos padres analicen y consideren.

Específicamente en Latinoamérica, 827 madres de Chile, Argentina, Brasil y México completaron la encuesta en donde el 46 % de las madres indicó que deseaba que su pareja ayude a preparar el biberón, mientras que el 50 % quiere apoyo para alimentar al bebé por la noche. Al igual que muestra el estudio global, la mayor parte de los padres latinoamericanos (85 %) quiere ayudar, pero hay algunas áreas en las que podría brindar más apoyo. Mientras que más de la mitad de los padres (64 %) están involucrados en tranquilizar y vigilar al bebé, solo un 28 % de los padres limpia los sacaleches y los biberones para la siguiente toma. Este es el mismo porcentaje que dedica tiempo investigando cómo alimentar al bebé. Finalmente, el estudio arroja que el 74 % de madres en Latinoamérica piensa que necesita más información sobre cómo su pareja puede apoyar el proceso de la lactancia materna.

Los beneficios de la lactancia materna para la salud, tanto de la madre como del bebé, son ampliamente reconocidos, pero si bien las tasas mundiales de iniciación de la lactancia materna al nacer siguen siendo elevadas, en torno al 60-95 %, estas disminuyen gradualmente con el tiempo. Esto está dando lugar a tasas más bajas de la lactancia materna a los 6 meses de edad.

Proporcionar apoyo continuo a las madres que amamantan es entonces clave, especialmente si tenemos en cuenta que las mujeres están cada vez más restringidas en tiempo, y que muchas tienen que hacer malabares entre el cuidado de los niños y sus carreras. Las parejas pueden desempeñar un papel activo en el proceso de la lactancia materna y por fortuna muchos dicen que les gustaría hacerlo.

Con esto en mente, Philips Avent quiere empoderar a los padres para que hagan posible la lactancia materna esta Semana Mundial de la Lactancia Materna, al subrayar la inestimable importancia de la red de apoyo y animar a las parejas a tomar un papel más activo en el proceso. Amigos, familiares y profesionales de la salud pueden aportar su parte, y tener un compañero involucrado en el proceso de la lactancia materna tiene una gran cantidad de beneficios comprobados.

Es importante destacar que los estudios muestran que las mujeres que reciben apoyo de su pareja son más propensas a iniciar y continuar amamantando durante más tiempo, mientras que la participación en el proceso de alimentación también fomenta la unión del padre y el bebé durante el período posparto. Esto ha demostrado tener varios beneficios para el bebé, incluidos la reducción del retraso cognitivo y la promoción del aumento de peso en bebés prematuros.

“El papel del padre ha cambiado en las últimas décadas”, dice el profesor Abou-Dakn, médico jefe de ginecología del Hospital St. Joseph de Berlín y especialista en el tema de la vinculación paterno infantil. “Los hombres ahora están mucho más dispuestos a ser útiles en el proceso de crianza de los niños. No solo los hombres están presentes en los nacimientos más a menudo, sino que también están asumiendo muchas de las tareas del cuidado infantil. Esto incluye apoyar el proceso de la lactancia materna, que es ideal para la unión padre-niño, y tiene beneficios duraderos que el bebé portará a lo largo de su vida”.

Entendiendo los desafíos de la lactancia materna para ambos padres, Philips Avent se compromete a compartir conocimientos y proporcionar soluciones que puedan apoyar el proceso para todos los involucrados. Después de haber trabajado estrechamente con profesionales de la salud y padres durante más de 35 años, Philips Avent ha desarrollado una profunda comprensión de las madres, de los bebés, de las prácticas de alimentación saludables y de la fisiología.

La investigación a través del uso de la tecnología de ultrasonido para visualizar y registrar a los bebés y sus madres durante la lactancia, ha permitido a Philips Avent desarrollar soluciones que imitan la fisiología de la mama y los reflejos naturales del niño al succionar. Estos conocimientos profundos también permiten a Philips Avent cocrear soluciones y compartir su experiencia con la comunidad de salud y crianza en general, y ayudar a educar e informar con éxito a los padres sobre la lactancia materna. Al ayudar a los padres a aceptar cada desafío con confianza, Philips Avent espera fomentar de la lactancia materna durante más tiempo.