Inaplazable coalición de candidatos alternativos

426
votaciones

Enterados de los resultados de las recientes elecciones del nuevo Congreso Nacional y de Consultas Interpartidista, se requiere que la ciudadanía despierte, reaccione, se indigne y actúe en consecuencia, para decidirse a elegir mejor opción presidencial. Al saber que se aproximan las votaciones del 27 de mayo, tendremos la gran oportunidad de elegir el próximo Presidente y Vicepresidente de la República. No permita, que lo sigan confundiendo, manipulando y engañando, con mentiras preconcebidas en las campañas electorales.

El pueblo consciente, coherente y consecuente, no debe aceptar la mediática y permanente polarización que los sectores dominantes han querido infundir, propiciar y mantener. Sólo para desprestigiar sin fundamento alguno, a los Candidatos Alternativos y Progresistas, que propugnan por una auténtica Democracia Participativa y priorización del Bien Común. No se justifica, que los poderosos Medios de Comunicación Nacionales y algunos Locales, difundan el sonsonete de los “UribePastronoVargasLleristas”; de que si no votamos por ellos, Colombia será una nueva Venezuela. Que se instaurará en el país el “Castrochavismo”etc.

Únicamente, con la tramposa finalidad de que voten por ellos, es decir, por los mismos con las mismas, por los que han mal gobernado al país, desde el período colonial. Y tan grave e inconcebible actitud, de no apoyar la implementación del Acuerdo para construir una Paz Estable y Duradera. Si ya Pastrana con Uribe gobernaron al país durante eternos y catastróficos doce (12) años, Santos durante ocho tortuosos (8) años. Lo único positivo es lo referente al Acuerdo de Paz. Y Vargas Lleras, ha estado en todos esos gobiernos. Así que la gente sensata, sabe de sobra lo mal que le ha ido al pueblo durante sus mandatos.
Es evidente, que ellos dejan de ser opción, y menos de solución de la problemática que afecta a los colombianos. Tuvieron sobradas oportunidades como nadie y la desperdiciaron. Frustraron al pueblo. Lo que merecen, es el repudio de la ciudadanía. Pero Colombia cuenta con hombres y mujeres que han probado durante su trayectoria, tener profundo sentido y contenido social y humano. Pensemos en mejores opciones. Por eso, es un imperativo histórico e inaplazable la coalición de Candidatos Alternativos, para poder garantizar ganar en las urnas. Si no es posible enseguida en la Primera Vuelta, lograr con mayor sumatoria de esfuerzos y voluntades políticas, y sobre todo con votos, ganar legítimamente en la Segunda Vuelta.

No han sido los Candidatos Alternativos, quienes le han causado tantos males al país. Porque nunca han sido Presidentes, ni pertenecen a la oligarquía codiciosa que todo lo quiere. Luego, Petro, Fajardo y De La Calle, tienen que sentarse las horas que sean necesarias, hasta concretar una obligante coalición. Pero Petro ha estado invitándolos a acordar la coalición y lo ignoran. Entonces, si no nos unimos nos hundimos. Lo cual lo repudiaría el pueblo. Por su falta de grandeza. La suerte de Colombia, siempre debe estar por encima de los egos, los resentimientos y las ambiciones personales o partidistas.
Así que esta es la Gran e irrepetible oportunidad de elegir un Presidente de la República auténticamente Popular, truene, llueva o relampaguee. Hay que estar pilas con la repetición de los errores y presuntos fraudes de las pasadas elecciones. Tenemos que elegir contundentemente un Presidente con liderazgo, carácter, capacidad de gestión y de resultados, con el carisma, preparación, transparencia, sensibilidad social, vocación de servicio, solvencia ética y moral, voluntad política y administrativa, con Propuestas Programáticas concretas, para empezar a cristalizar las reivindicaciones políticas, económicas, sociales, culturales y ambientales que interpreten fielmente las aspiraciones del pueblo, sin exclusión.

Los candidatos Alternativos, tienen que probarle al país, que están dispuesto a enfrentar, combatir y reducir la corrupción, la inseguridad, la impunidad, la pobreza, la inequidad, la falta de oportunidades, la desigualdad, la baja calidad de la educación y salud pública, los malos y caros servicios públicos domiciliarios, la falta de empleo digno y decoroso, la ineficiencia e ineficacia administrativa, etc. Por eso y mucho más, el pueblo pueblo, ha decidido elegir al Presidente y Vicepresidente que salga de esta Gran Coalición, cuyo reto fundamental, es gobernar bien a nuestra empobrecida y sufrida Nación.

Por: Benjamín Maza Buelvas
Benjamín Maza Buelvas.