Quienes están a cargo de “educar” sobre esta polémica industria son la actriz Amaranta Hank, cuyo nombre real es Alejandra Omana Ruíz, y el actor Ramón Nomar.

Hank era una periodista colombiana, pero alcanzó la fama tras perder una apuesta en la que prometió desnudarse para una sesión de fotos con la revista SOHO si su equipo de fútbol, el Deportivo Cúcuta, ascendía a Primera División. El éxito de las fotografías la llevó a cambiar de profesión para dedicarse a la industria porno.

Ahora busca ayudar a los productores y actores de pornografía a desarrollar sus carreras a través de la Universidad del Porno que creó.

La experiodista asegura que la mejor manera de aprender a ser una verdadera estrella es con la práctica, por esta razón en la escuela ofrece “prácticas en vivo” mientras imparte las clases.

Según ella, espera transmitir su experiencia con consejos prácticos para las películas y mostrar el secreto para disfrutar su trabajo. Esta idea surgió luego de que hablara con varias personas que no estaban en la industria pero que le manifestaron sus deseos de conocer un poco más de este mundo:

“La idea surgió después de recibir varios mensajes a diario de personas que confesaron que estaban cansadas de su rutina de trabajo y de su deseo de convertirse en estrellas del porno o entrar en el negocio”, indicó.