Foto cortesía Policía Metropolitana de Cartagena.
Foto cortesía Policía Metropolitana de Cartagena.

Carlos Mario no pudo salvarse al procedimiento de verificación que unidades de la Policía Metropolitana de Cartagena efectuaron en su taller de mecánica, ubicado en el barrio El Reposo, al suroccidente de esta ciudad.

Tras labores de investigación por parte de efectivos de la Mecar se logró incautar 104 kilos de clorhidrato de cocaína que estaban camuflados en el interior de unas cajas de sonido que estaban escondidas en el establecimiento de servicio automotriz.

Eran 104 paquetes, cada uno pesaba un kilogramo, los cuales pretendían ser sacados para comercializarse en varios sectores de la ciudad, según la primera hipótesis que manejan las autoridades.

El duro golpe que recibieron las estructuras dedicadas el micro tráfico evitó que se comercializaran estos bloques de droga en las llamadas caletas y afectó las finanzas de estas organizaciones narcotraficantes que emplean su accionar en esta zona del país.

En este operativo fue capturado un particular conocido como ‘Carlos Mario’, de 54 años de edad, que al parecer era el encargado de custodiar el alijo que estaba escondido en el taller de mecánica. Esta persona fue conducida a la Fiscalía seccional de Bolívar y se adelanta en su contra el proceso de judicialización por el delito de tráfico, porte y fabricación de estupefacientes, a la espera de las audiencias preliminares para definir su situación judicial.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente