Increíble: Estaba remando y 2 ballenas aparecieron para jugar

Ocurrió en Puerto Madryn, Argentina.

1433

Era una amena tarde de paddle para Analía Giorgetti y su hermana, celebraba su cumpleaños en los mares de Puerto Madryn, disfrutaba de las olas, la calma, y la naturaleza. Analía nunca esperó que la vida le diera una sorpresa de cumpleaños, dos grandes invitados a su velada.

La abogada y docente nativa de Puerto Madryn, vió como sus dos grandes invitados se acercaban, dos ballenas azules que merodeaban el sitio, se habían sentido atraídas al parecer por las tablas de Paddle.

«Saqué los remos, es lo que hay que hacer para no molestarlas y esperar que ellas pasen tranquilas”, contó al medio Télam.

Analía sintió cuando las ballenas la tocaron, y empezaron a jugar con sus tablas, fue ahí cuando decidió sacar el celular para grabar. En ese momento, notó que un dron sobrevolaba el sitio y estaba grabando la escena.

Cuando llegó a su casa, miles de mensajes de felicitaciones y asombro por el épico encuentro con las ballenas invadieron su celular. El video del Drone le había dado la vuelta al mundo en cuestión de horas.

«Fue un gran festejo de cumpleaños, eran las 4 o 5 de la tarde y yo seguía con la adrenalina allá arriba», contó a Telam.

Maxi Jonas, fotógrafo del medio Telam, era el capitán del drone, “Era una mañana increíble, sin viento, con muchos animales”, eso le motivó a sacar su drone, y en medio del trayecto vio a los dos grandes invitados. “Creo que hoy hice el mejor video con drone de ballenas de mi vida”, escribió el fotógrafo Maxi Jonas en su cuenta de Twitter

Jonas tiene más de 20 años de experiencia en tomas de naturaleza y animales salvajes, como es aledaño de Puerto Madryn, trayecto predilecto de muchas ballenas, ha podido documentar en varias ocasiones estos acercamientos, además, estas filmaciones le han permitido estudiar el comportamiento de las ballenas que son usuales desde mayo hasta diciembre en esta zona. También reiteró que hay una ley provincial que prohíbe el contacto de humanos hacia estos animales, pero que en este caso, no fueron los humanos quienes se acercaron, sino las ballenas.

Por: Andrés Soto