Inequidad en los subsidios de gas propano afecta a los colombianos

298

Actualmente en Colombia existe la Ley 142 de 1994 mediante la cual se regula la prestación de los servicios públicos domiciliarios y establece la asignación de subsidios al consumo de los servicios públicos para las familias de estrato uno y dos de todo el país. Sin embargo, la aplicación de esta ley no ha incluido de manera equitativa y masiva al servicio de gas propano en cilindros, servicio público cobijado por dicha ley, al igual que energéticos como la electricidad, el gas natural y el agua.

A hoy, los subsidios al consumo del gas propano solamente se han implementado en los departamentos de Nariño, Putumayo, Caquetá, Cauca y San Andrés, Providencia y Santa Catalina, mediante un Plan Piloto de Subsidios del Gobierno Nacional que inició solo hasta el año 2014.

Esta desalentadora situación, motivó a GASNOVA, Unión de Empresas Colombianas de Gas Propano, a realizar una investigación sobre ¿Cómo está siendo aplicada la Ley 142 de 1994, Ley de Servicios Públicos en Colombia?

En ese sentido, los resultados obtenidos señalan que para el caso de los energéticos (energía eléctrica, gas natural y gas propano) hay una gran disparidad e inequidad en la cobertura y repartición de los subsidios.

Por ejemplo, en términos de cobertura del territorio nacional, se pudo constatar que:

  • La energía eléctrica tiene cobertura en 28 departamentos y Bogotá, es decir, tiene una cobertura del 90,6% en subsidios;
  • El gas natural tiene una cobertura en 21 departamentos y Bogotá, es decir, tiene una cobertura del 68,7% en subsidios;
  • Mientras que el gas propano tiene cobertura en tan sólo 5 departamentos, es decir, únicamente tiene una cobertura del 15,6% en subsidios.
  • Pero eso no es todo, analizando cómo se ha repartido el presupuesto para los subsidios de los energéticos desde 2014 GASNOVA determinó que:
  • En 2014, la energía eléctrica tuvo una asignación de 1,3 billones; el gas natural 254 mil millones y el gas propano 44 mil millones;
  • En 2015, la energía eléctrica tuvo una asignación de 1,4 billones; el gas natural 390 mil millones y el gas propano 32 mil millones;
  • En 2016, la energía eléctrica tuvo una asignación de 1,4 billones; el gas natural 257 mil millones y el gas propano 45 mil millones;
  • En 2017, según el último presupuesto la energía eléctrica tiene una asignación de  746 mil millones; el gas natural 265 mil millones y el gas propano 17 mil millones.

Lo anterior, permite concluir que los usuarios que prefieren utilizar gas propano en el territorio nacional son víctimas de una inequidad contundente en términos geográficos; poblacionales y energéticos:

  • Geográficos, pues el subsidio al gas propano no llega a todo el territorio nacional, sólo llega al 15,6%.
  • Poblacionales, porque sólo el 8,29% de la población colombiana tiene la oportunidad de acceder al subsidio para el gas propano.
  • Energéticos, el subsidio de gas propano permite un ahorro mensual de 0,5% sobre el SMMLV, lo que propicia un favorecimiento estatal al consumo de otros energéticos.

En ese contexto, Alejandro Martínez Villegas, Nuevo Presidente de GASNOVA señala que:

“El Gobierno Nacional debe establecer una política de subsidios incluyente, que distribuya equitativamente la adición del presupuesto nacional entre los diversos servicios públicos que se ofertan para cubrir las necesidades de energía de la población. Además, debe velar por las poblaciones más pobres y vulnerables del país que hacen uso de este combustible”