Il Presidente de encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que el contundente informe revelado por la Misión de la ONU, donde vincula al régimen de Maduro con «crímenes de lesa de humanidad» mueve el tablero en favor de la lucha por la libertad del país.

“Maduro es un criminal que además de respaldar el narcotráfico y terrorismo, comete delitos de lesa humanidad”, indicó a través de su cuenta de Twitter.

Guaidó subrayó que el que la Organización de las Naciones Unidas haya responsabilizado formalmente al régimen por las violaciones contra los venezolanos «es un gran avance», pero además «despeja cualquier duda de que Maduro es un criminal».

El contundente reporte del multilateral, que recoge los datos y hechos de la Misión de la ONU en Venezuela, dice que: «El Estado venezolano debe exigir cuentas a los y las responsables de las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y la tortura e impedir que se produzcan nuevos actos de esta naturaleza».

ONU responsabiliza al régimen por crímenes de lesa humanidad

«La misión encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales constituyen crímenes de lesa humanidad», dijo la presidenta del grupo de expertos Marta Valiñas.

En el informe, la misión constató que el régimen de Maduro, los agentes estatales y los grupos que trabajan con ello han cometido violaciones flagrantes de los derechos humanos tanto a hombres y mujeres venezolanos.

Al mismo tiempo, identificaron los patrones de violaciones y crímenes estrechamente unidos con las políticas del Estado venezolano.

“Estas ejecuciones extrajudiciales no pueden atribuirse a la falta de disciplina de las fuerzas de seguridad. Los oficiales de alto rango tenían un mando y control efectivo sobre los perpetradores y conocimiento de sus acciones, pero no lograron prevenir o reprimir las violaciones. Los asesinatos parecen formar parte de una política de eliminación de miembros no deseados de la sociedad bajo la cobertura de la lucha contra el crimen,” dijo Marta Valiñas, presidenta de la Misión